Publicado 30/10/2020 17:22CET

La perforación de túneles con explosivos en las obras de la carretera de La Aldea (Gran Canaria) comienzan en días

Túnel de La Aldea
Túnel de La Aldea - GOBIERNO DE CANARIAS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias iniciará la próxima semana la perforación de túneles con explosivos en los trabajos de la carretera de La Aldea (Gran Canaria), en el tramo entre Agaete y El Risco, a través de la Unión Temporal de Empresa (UTE) encargada de ello.

De este modo, tras obtener todas las autorizaciones medioambientales y de seguridad, estas obras afrontan una nueva etapa "más dinámica", ya que las voladuras permitirían poder excavar hasta 20 metros al día en las cuatro zonas de perforación actuales, por los apenas tres metros que se realizan actualmente por medios mecánicos.

Asimismo, indicó que el uso de explosivos permitirá activar también los tres turnos de operarios que trabajarán 24 horas seguidas en esta obra de "gran importancia" para el noroeste de esta isla. En este sentido, se espera que la UTE encargada de las obras comience con los explosivos probablemente a partir del martes, 3 de noviembre, en las bocas norte del futuro túnel de Faneque, de 2.100 metros de longitud, cuya excavación ya se ha iniciado con medios mecánicos.

Al respecto, el Gobierno canario informó en nota de prensa que este recurso de los explosivos en el interior de las obras de los túneles obligará, por motivos de seguridad, al corte puntual, y mientras duren las detonaciones de la actual carretera de La Aldea (GC-200). Añaden que estos cortes puntuales se podrían prolongar por espacio de un año, se efectuarán en la GC-200 a la altura del barranco de La Palma (municipio de Agaete), y por el otro lado, en la salida del nuevo túnel de La Aldea, en la primera fase de esta carretera en uso desde hace dos años (ahora GC-2).

Por ello, desde la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias se ruega a todos los usuarios de la vía que programen con "suficiente antelación" sus desplazamientos atendiendo a esta eventualidad, ya que se podrían producir cortes de hasta 30 minutos.

La segunda fase de la carretera a La Aldea se adjudicó a la UTE formada por las empresas Acciona, Ferrovial Agroman, Lopesan Asfaltos y Construcciones y Bitumex por 152 millones de euros y los trabajos comenzaron en septiembre del año pasado. Asimismo, junto a las voladuras, la UTE también ha concentrado en las últimas semanas en la zona de obras de toda la maquinaria especializada para la perforación de túneles.

Así, se han desplazado hasta la obra cinco 'jumbos' que se encargarán de perforar la roca para colocar los futuros barrenos y ayudarán también a la colocación de los bulones, un sistema de contención de los techos de los túneles mediante anclajes taladrados en la roca. La UTE también tiene en la zona de obras cuatro robots de gunitado (recubren las paredes de los túneles con una capa de hormigón), varias plataformas elevadoras y ventiladores de gran tamaño para la ventilación del interior de los túneles mientras se está perforando.

Toda esta maquinaria nueva, más el efecto de las voladuras controladas, aseguran que "permitirán avanzar considerablemente" en la perforación de los ocho túneles que incluye esta obra. Además indican que con estas nuevas condiciones se podrán excavar hasta cinco metros al día en cada una de las cuatro bocas que se están excavando actualmente con medios mecánicos, pudiendo avanzar de "forma significativa" para cumplir las previsiones y poner en servicio este túnel bajo Faneque en dos años mientras se termina el resto de la obra.

Actualmente, y usando sólo maquinaria de excavación, se han ejecutado 400 metros del llamado túnel 4, el que atraviesa el Roque de Faneque, el más largo de los ocho que incluye el proyecto con 2.100 metros; mientras que el tramo Agaete-El Risco es un proyecto de 8,5 kilómetros de longitud pero que por su compleja orografía incluye la construcción de varias estructuras especiales, entre ellos ocho túneles, dos viaductos, un paso inferior y tres enlaces.

Esta nueva vía sustituirá un trayecto de casi 15 kilómetros que actualmente se realiza por la GC-200, presentando "graves problemas de seguridad" para los usuarios, por lo que apuntan que una vez terminada esta obra, se reducirá el tiempo de conexión entre La Aldea y Agaete en tres cuartas partes, pudiendo llegar en sólo seis minutos desde Agaete a La Aldea.

Contador