Las pericias de los medios aéreos y de los terrestres para apagar fuegos como el de Artenara (Gran Canaria)

Publicado 15/08/2019 13:33:15CET
Marlene Nogueira, piloto de uno de los helicópteros del Cabildo de Gran Canaria que han actuado en el incendio de Artenara
Marlene Nogueira, piloto de uno de los helicópteros del Cabildo de Gran Canaria que han actuado en el incendio de Artenara - EUROPA PRESS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El incendio que se declaró el pasado sábado 10 de agosto en un barrio del municipio de Artenara, en la isla de Gran Canaria, ha dejado imágenes diversas, tanto por aire como por tierra, del trabajo realizado por los casi 600 efectivos durante día y noche para intentar contener, establecer y controlar --como se encuentra actualmente-- un fuego que se originó tras presuntamente imprudencia de una persona.

Este incendio forestal, que aún no se ha dado por extinguido, ha quemado unas 1.164 hectáreas en un perímetro aproximado de 23 kilómetros, afectando a ciudadanos y territorio de tres municipios, tales como son Artenara, Gáldar y Tejeda, de donde en los primeros días tuvieron que ser desalojados casi 1.000 personas.

Para intentar que este fuego no asolara más territorio hasta Gran Canaria se han trasladado efectivos terrestres y medios aéreos procedentes de otras islas e incluso de Península que han trabajado de forma coordinada con los que ya están ubicados en la isla grancanaria, tales como son los helicópteros ligeros PH1.

Estos helicópteros son de la empresa HTA, contrata del Cabildo de Gran Canaria, que suministra a la institución dos medios entre los meses de mayo y octubre desde hace cinco años, incluido el personal de vuelo y mantenimiento --son tres pilotos: dos hombres y una mujer--.

Una de las personas que pilota uno de estos helicópteros ligeros del Cabildo de Gran Canaria es Marlene Nogueira, quien ha explicado a través de un vídeo publicado por la institución insular y recogido por Europa Press los trabajos realizados durante los tres días en los que los medios aéreos han estado sofocando el fuego en la isla.

Nogueira expone que el incendio "se dio por extinguido varias veces" pero los fuertes vientos que soplaban durante la noche, con rachas de entre 50 y 70 km/h, "siempre daban un cambio a toda la operación y perjudicaron" el trabajo.

Así subrayó que si bien por el día "era posible hacer el control del incendio con el trabajo de equipos por tierra y muchos" medios aéreos --hasta 14 han estado operando--, que realizaron "muchas descargas" ayudados por la reposición que los bomberos hacían de los tanques que el Cabildo tiene distribuido por la isla, pudiendo así descargar de "manera más continúa", por la noche las condiciones atmosféricas "con cambios de vientos muy fuerte, siempre dificultaron mucho" el trabajo.

Por ello, la piloto destaca la ayuda "preciosa" que se ha ejercido entre todos los efectivos, siendo "muy importante" el trabajo de todos, así como la coordinación tanto de medios aéreos como de los medios en tierra.

HELICÓPTEROS LIGEROS

Así, entre los 14 medios aéreos que han actuado en este incendio y teniendo cada uno características diferentes, por las que se complementaban, se encontraban los helicópteros ligeros de la institución insular que han trabajado casi ocho horas diarias, realizando unas 110 descargas al día durante tres días.

En el caso de estos helicópteros se expone que son de los que pueden hacer "más descargas" debido a que, como explica la piloto, pueden utilizar los depósitos del Cabildo que están más cercas de los incendios.

Además se consideran "muy versátiles" por llegar a donde no lo hacen otros medios aéreos, ya que ellos cargan el agua a través de una bolsa denominada 'bamby', que tiene capacidad para unos 1.000 litros.

Una de las cuestiones que se puede producir en un incendio en el que trabajan medios aéreos, es que si se coge agua de un espacio privado --porque la Ley de Protección Civil recoge que lo primero es apagar el fuego--, el dueño pida la devolución del agua o el pago de la misma, cuestión que es legítima y se puede realizar presentando una solicitud.

De todos modos, según indica el Cabildo, estas cuestiones ocurren en "muy pocas ocasiones", ya que por el contrario las personas suelen ofrecer sus instalaciones de forma altruista.

En el caso de los efectivos terrestres también se han realizado maniobras complejas para atajar el incendio como la denominada 'fuego técnico', que consiste en ensanchar la línea de defensa para que el incendio al llegar a la zona donde se ha realizado dicha línea, se encuentre tierra quemada, conteniendo así el avance de las llamas.

Para leer más