Publicado 03/05/2020 11:53:00 +02:00CET

La Policía Local de LPGC tramita cerca de 150 multas en el primer día de paseos y práctica deportiva

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria tramita cerca de 150 multas por incumplir las restricciones en el primer día de paseos y práctica deportiva
La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria tramita cerca de 150 multas por incumplir las restricciones en el primer día de paseos y práctica deportiva - POLICÍA LOCAL DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha tramitado este sábado cerca de 150 propuestas de sanción por incumplimiento, en el primer día de su entrada en vigor, de la Orden SND/380/2020, de 30 de abril, sobre las condiciones en las que se puede realizar actividad física no profesional al aire libre durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

A lo largo de la jornada, el Cuerpo de seguridad municipal ha reforzado su presencia en las zonas de mayor afluencia, como playas y parques, con el objetivo de controlar el cumplimiento de las condiciones decretadas por el Gobierno central y garantizar el bienestar y la salud de los ciudadanos.

También se han intensificado los controles de tráfico en distintos puntos de la ciudad para vigilar el cumplimiento de las restricciones de los desplazamientos establecidas por el Gobierno con el objetivo de evitar los desplazamientos que no estén justificados.

Estas actuaciones se enmarcan en los controles que, desde que se decretó el estado de alarma, está llevando a cabo la Policía Local para informar a la ciudadanía sobre las limitaciones de circulación en la vía pública y evitar el tránsito de personas en casos no autorizados.

La Policía Local recuerda que, mientras se encuentre vigente el estado de alarma, la circulación por la vía pública fuera en casos no autorizados implica una sanción por infringir la Ley de protección de la seguridad ciudadana, cuya cuantía mínima es de 601 euros. Mientras que, en el caso de desobedecer gravemente las instrucciones de los agentes, el delito de desobediencia grave implica penas de hasta un año de prisión.