Actualizado 07/10/2008 14:19

El PP exige la dimisión del alcalde socialista de Candelaria (Tenerife) ante los derribos en Cho Vito

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente y portavoz municipal del Partido Popular de Candelaria, José Fernando Gómez, aseguró este martes que "es insólito que un señor que desempeña la Alcaldía de Candelaria (José Gumersindo García, PSOE) se cruce de brazos y mire hacia otro lado cuando un buen número de vecinos se ven acosados y amenazados por el derribo sus hogares como está ocurriendo en Cho Vito, por lo que desde la oposición entendemos que el alcalde no debería estar ni un minuto más al frente del ayuntamiento de Candelaria".

Gómez, que se trasladó esta mañana a Cho Vito para solidarizarse y prestar apoyo a los vecinos, anunció en un comunicado que "tanto el PP como CC, que representamos la oposición municipal, vamos a solicitar un pleno extraordinario para reclamar al alcalde que presente su dimisión ante su incapacidad manifiesta de ejercer como alcalde de todos los candelarieros y defender sus intereses ante quien corresponda en cada caso".

El portavoz popular consideró que "ni el Gobierno socialista a través de la Dirección General de Costas ni por supuesto el gobierno municipal del PSOE de Candelaria que preside García han explorado las alternativas para alcanzar un acuerdo dialogado y satisfactorio para todos, empezando por los vecinos de Cho Vito".

"Prefieren actuar amparados en decisiones judiciales que aunque respetables no impiden que las autoridades y los vecinos, si realmente lo desearan, hallen una solución razonable. Esta es la forma de actuar del PSOE, y lo que es más penoso, el alcalde socialista de Candelaria deja abandonados a su suerte a un colectivo importante de vecinos", explicó.

Por último, Gómez reveló que en el día de ayer los portavoces del PP y de CC acudieron a entrevistarse con el señor alcalde para interesar que el ayuntamiento tomase cartas en el asunto y protegiese a los vecinos de esta operación de acoso y derribo de sus hogares "y el señor alcalde ni nos quiso escuchar y nos despachó diciendo que no le hiciéramos perder el tiempo".