El precio medio del alquiler en Canarias sube un 9% en el primer trimestre, la mayor subida del país, según pisos.com

El precio medio del alquiler en Canarias sube un 9% en el primer trimestre, la m
EUROPA PRESS
Publicado 09/04/2019 11:49:20CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE/MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El piso tipo de alquiler en Canarias registró en marzo una superficie media de 102 metros cuadrados y una renta media de 912 euros mensuales, lo que supuso un ascenso trimestral del 9%, marcando la subida más señalada de España. Respecto a marzo de 2018, repuntó un 22,5%, siendo la tercera región que más creción. Mensualmente aumentó un 2,5%, según el informe trimestral de precios de alquiler de pisos.com.

A nivel nacional, el precio medio de la vivienda en alquiler ha subido un 15,9% en los tres primeros meses del año, después de que la renta media mensual en una superficie media de 121 metros cuadrados se haya situado en los 904 euros. Respecto al mes de febrero, ha supuesto un aumento del 0,2%, mientras que frente al trimestre anterior ha sido de casi el 2% (+1,57%).

Las comunidades con los alquileres más caros fueron Madrid (1.604 euros al mes), Baleares (1.277 euros) y Cataluña (1.145 euros), mientras que los más baratos se dieron en Extremadura (452 euros), Castilla-La Mancha (530 euros) y Galicia (562 euros).

En comparación con el año pasado, el incremento más importante se dio en Baleares, donde los alquileres crecieron casi un 24% en comparación con 2018.

Por detrás, le siguen Cataluña (23,7%) y Canarias (22,4%). Solo se registraron descensos del precio en Murcia (-1,95%) y País Vasco (-1,03%).

El director de estudios de pisos.com, Ferran Font, ha alertado de que en los mercados que se están registrando máximos "la situación se está volviendo insostenible".

Asimismo, Font ha apuntado que el real decreto del Gobierno sobre alquiler se ha quedado "en un brindis al sol", puesto que "no contempla medidas reales que permitan ampliar la oferta en alquiler, tanto residencial como social".

También ha resaltado que echa en falta impulsos fiscales y una mayor seguridad jurídica ante impagos para mantener a los propietarios en el arrendamiento tradicional.

"Las elevadas rentas están desplazando a muchos inquilinos a zonas más alejadas, lo que afecta a sus vínculos sociales y a sus desplazamientos al trabajo, además de dilatar la formación de hogares debido a la inseguridad habitacional", ha resaltado.

También ha afirmado que los alquileres en las ciudades más presionadas están tocando techo, dado que la demanda se está negando a incrementar la proporción de su salaria destinada al alquiler. Sin embargo, estima que es posible que el endurecimiento del alquiler turístico colabore en la vuelta al alquiler de larga temporada de viviendas que antes estaban destinadas a plazos más cortos.

Contador