Actualizado 13/03/2007 21:44 CET

La UDYCO de Las Palmas detiene a siete personas de origen serbio y español e incauta 16.500 dosis de droga y 44.000 euro

CANARIAS, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

En el marco de la operación policial denominada 'Potoico', iniciada en el mes de Noviembre de dos mil seis por la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas ha desarticulado una red criminal compuesta por miembros de origen serbio y españoles, dedicada a la introducción y distribución de cocaína en la isla de Gran Canaria.

En esta operación, que se ha prolongado a lo largo de más de tres meses, se ha intervenido un kilo de cocaína con un lto grado de pureza, que supondría en el mercado unas 16.500 dosis. Igualmente, y fruto de la actividad delictiva, fueron intervenidos 44.000 euros en efectivo.

En la operación se detuvo a Alexis M.C. de 27 años de edad, Daniel M. de 26 años, al cual le consta un antecedente por delito contra la salud pública, Alejandro Manuel G.M. de 26 años Alejandro Oliver G.H. de 31 años, todos de origen español, y a Milos O., de 29 años, a quien le constan numerosos antecedentes policiales por estafas y lesiones, Jelena P. de 29 y Alexander D. de 33, de origen serbio.

Los proveedores de la sustancia estupefaciente de nacionalidad serbia, residían en Maspalomas, donde a su vez se aprovisionaban de dicha sustancia para ser entregada posteriormente a los miembros del grupo de nacionalidad española que residían en Las Palmas de Gran Canaria. Estos últimos eran los encargados de distribuir la citada droga en la capital Gran Canaria, fundamentalmente en el barrio capitalino de 'La Paterna'.

La droga intervenida, todavía sin tratar, podría verse adulterada añadiéndole sustancias de "corte" incrementando así el estupefaciente en un alto porcentaje, rebajando su pureza y así poder obtener mayor beneficio de la venta de la misma.

Se estima que la capacidad de distribución aproximada del grupo ubicado en Las palmas de Gran Canaria, ascendería a unos cuatro kilos de cocaína mensuales lista para su consumo, lo que supondría en el mercado, unas 64.000 dosis de dicha sustancia.

Los detenidos junto con el atestado policial tramitado fueron puestos a disposición judicial, quien ordenó el ingreso en prisión de seis de ellos.