Publicado 05/02/2021 13:51CET

UNICEF pide al Gobierno planes de contingencia "eficaces" para los menores migrantes ante la situación que vive Canarias

Imagen de archivo de niñas de Costa de Marfil
Imagen de archivo de niñas de Costa de Marfil - NOTICE: UNICEF PHOTOGRAPHS ARE COPYRIGHTED AND M

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

UNICEF España ha mostrado su preocupación por la situación que están viviendo los niños migrantes y solicitantes de asilo en Canarias, motivo por el que instan al Gobierno central a tener planes de contingencia "eficaces" para dar una adecuada atención a los menores inmigrantes.

La ONG se refiere a los "inmensos retos" que está suponiendo la situación para los distintos actores implicados a nivel local, regional y estatal, ya que según los datos aportados por el Gobierno canario el número de niños y adolescentes migrantes no acompañados en el sistema de protección canario "se ha casi quintuplicado en el último año".

Así a finales de enero de 2021 había 2.652 menores en Canarias, principalmente procedentes de Marruecos, Malí y Senegal, de tal forma que a pesar de los "esfuerzos" que se están realizando, la situación actual "evidencia que España y la Unión Europea siguen teniendo por delante unos desafíos incuestionables" de acogida de personas migrantes y solicitantes de asilo, así como de protección de la infancia en las distintas áreas de la Frontera Sur.

Añade, en un comunicado, que "todo ello impacta de forma muy especial" en regiones como Canarias, Andalucía, Ceuta y Melilla, de ahí que consideran que deben existir mecanismos "eficaces que garanticen" responsabilidades compartidas.

Asimismo, apunta al Estado en su conjunto --nivel local, autonómico y central-- para subrayar que es quien tiene la obligación de cumplir con las obligaciones internacionales derivadas de la Convención sobre los Derechos del Niño y otros tratados internacionales ratificados por España.

Por ello, considera que España tiene que dotarse de las herramientas de planificación, seguimiento, coordinación, evaluación y presupuestarias para poder hacer frente a este tipo de situaciones "frecuentes" en España, debido a la posición geográfica en el continente europeo. Así, considera que la Unión Europea tiene que apoyar este proceso "en la medida en que la política migratoria europea impacta directamente en los retos"" que España debe abordar en sus fronteras.

En este sentido, desde UNICEF se entiende que España debería contar con planes de contingencia "eficaces para atender rápida y adecuadamente" las necesidades de atención y protección de la infancia migrante en los puntos de entrada al territorio español.

Añade que todos los actores intervinientes deben participar en este plan y desarrollar sus propios planes de manera coordinada. Al hablar de actores se refiere al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones; el Ministerio del Interior y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; el Ministerio de Derechos Sociales; el Ministerio de Justicia y la Fiscalía General del Estado; las Delegaciones y Subdelegaciones de Gobierno; Salvamento Marítimo; consejerías y direcciones Generales de Infancia Autonómicas; y ayuntamientos, entre otros.

Todo ello para realizar una revisión y preparación con antelación de capacidades técnicas, residenciales y presupuestarias para poder desarrollarlo adecuadamente cuando surja la contingencia. España, indica, tiene que reforzar su preparación ante este tipo de situaciones, asegurando que los derechos de la infancia sean priorizados en los esfuerzos de prevención, mitigación, preparación y respuesta.

PLAN NACIONAL DE ACCIÓN

Por otro lado, también pide la adopción de un Plan Nacional de Acción para la atención e integración de los niños y adolescentes migrantes no acompañado coordinado por un órgano de alto nivel político, y que cuente con el respaldo y participación de todos los ministerios implicados y las comunidades autónomas, ya que señalan que la situación actual exige, "tal y como se está haciendo, que se exploren fórmulas que garanticen responsabilidades equilibradas en todo" el territorio, para que Canarias tenga apoyos "suficientes" de otros sistemas de protección de la infancia y cuente con "respaldo político, presupuestario y de coordinación por parte del Gobierno central".

Sin embargo, indican que más allá de las respuestas a corto plazo, que "están dando los primeros resultados, es importante no" perder de vista que se debe caminar hacia un protocolo "eficaz o mecanismo de derivación, que permita, si fuera necesario y en interés superior de cada menor de edad no acompañado, el traslado a otras comunidades".

UNICEF considera "fundamental garantizar una atención de calidad" en los puntos de entrada, así como generar mecanismos y adoptar medidas que garanticen que los niños acogidos por el sistema de protección no llegan a la mayoría de edad sin documentación y permisos de residencia, y que no terminan viviendo en la calle.

Al respecto, entienden un "paso crucial" la intención de reforma del Reglamento de Extranjería anunciado recientemente por la Secretaría de Estado de Migraciones, ya que busca "suprimir los obstáculos que impiden la documentación del menor extranjero no acompañado tutelado por una entidad pública y diseñar un régimen propio de residencia para estos en el momento en el que acceden a la mayoría de edad".

Finalmente, la ONG asegura que "urge intensificar la prevención y lucha" contra el racismo y xenofobia en Canarias, ya que al igual que en otras zonas de España, los menores migrantes no acompañados "están sufriendo una alarmante estigmatización y son necesarios planes específicos" que cuenten con la implicación de todos los actores implicados y las distintas fuerzas políticas.

Para leer más