4 de junio de 2020
 
Publicado 22/05/2020 11:14:05 +02:00CET

Algunos alumnos riojanos serán "prescritos" para volver a las aulas el 26 de mayo y podrán rehusar la invitación

Mochilas
Mochilas - EUROPA PRESS - Archivo

   "Será un complemento para cuando la distancia no es suficiente"

   El próximo curso 2020-21 habrá "una educación, dos modalidades" y el "gran reto" serán la "integración" de ambas

   LOGROÑO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Educación, Luis Cacho, ha anunciado hoy que, a partir del próximo 26 de mayo, algunos alumnos riojanos serán "prescritos" por sus profesores para volver a las aulas, aunque las familias podrán rehusar la invitación y también será voluntario para el profesor.

   Cacho ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha informado de que, a partir del próximo 26 de mayo, la Educación continuará siendo "siempre y por defecto mayoritariamente a distancia". Pero, a partir de cuarto de Primaria (incluído), algunos alumnos podrán ir a clase.

   Se trata de alumnos que serán "prescritos" para volver a clase "por condiciones pedagógicas" y "será un complemento para cuando la distancia no es suficiente", bien por brecha digital o bien por algún tipo de necesidad.

   Ante la "eminente" entrada de La Rioja en la Fase 2 del desconfinamiento, Cacho ha asegurado que se está "priorizando la seguridad sanitaria" y, por ello, se están "elaborando los mecanismos de supervisión para que la actividad presencial sea lo más segura posible".

   Actualmente, ha dicho, "todos los centros están abiertos, activos administrativamente para permitir una oferta singular para dos colectivos: aquellos que necesitan actividades de refuerzo y apoyo, y aquellos con retos académicos más exigentes (como EBAU o terminales de etapa como cuarto eso)".

   Ha subrayado que toda actividad presencial será "voluntaria para docentes y alumnos", y lo equipos directivos serán los encargados de garantizar la seguridad de los alumnos.

   Ha explicado que será el 26, y no el 25, para dar un margen de seguridad y se organizará con "actividades que voluntariamente programarán los docentes".

   "El que no quiera no está obligado, los alumnos acudirán con una prescripción determinada, por necesidades de apto, brecha digital, necesidades edicativas, o cualquier que requiera de educación presencial".

   Ha insistido en que "voluntariamente los docentes van a convocar, y los alumnos y familias aceptarán; será siempre y por defecto mayoritariamente a distancia".

CURSO 2020-21

   Ha adelantado que el próximo curso 2020-21 habrá "una educación, dos modalidades" y el "gran reto" serán la "integración de la educación a distancia y presencial, de forma complementaria" y haciendo que se "permitan tránsitos seguros".

   Ha rechazado una relación entre las ratios y que se pueda garantizar la seguridad y ha relatado que se está estudiando cómo hacerlo, porque aún no se ha decidido "cómo se va a articular el próximo curso".

   Sí ha dicho que habrá "importantes medidas de seguridad", y habrá que pensar cómo "reorganizar la formación presencial de forma compatible con la formación a distancia".

   Para eso hay una fecha, que es el 31 de julio, en la que todas las comunidades deberán presentar su plan al Gobierno central. Serán planes adaptados para cada centro.

   Ha citado posibilidades como agrupar material, asignar criterios o trabajar algunos contenidos siempre presencial o siempre a distancia.

Contador

Para leer más