Aprobada la modificación del PERI Ferrocarril que posibilita desafectar los terrenos para su nueva tasación y venta

Publicado 17/05/2019 14:37:39CET
Gamarra acusa a la oposición de hacer "politiqueo del malo" en el pleno del Ayuntamiento
EUROPA PRESS - Archivo

   LOGROÑO, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este viernes, en pleno extraordinario, con los votos a favor de PP, PSOE y Ciudadanos, y en contra de Cambia Logroño y Partido Riojano, la modificación del PERI Ferrocarril, con la ordenación de las parcelas del soterramiento más cercanas a las estaciones de tren y autobús.

   Una modificación que, como ha recordado el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sáinz, supone la posibilidad de desafectar los terrenos, que pasarán de ADIF a la Sociedad del Soterramiento LIF 2002, para poder llegar a su venta -necesaria para la financiación del préstamo del soterramiento-.

   En palabras del portavoz, "es un proyecto transformador para Logroño, supone completar la Fase I del soterramiento, que la crisis no ha sido capaz de parar", por el que se ha felicitado "por el trabajo y el apoyo de la mayoría de grupos", así como por la participación de los vecinos y de técnicos.

   Ha apuntado que se ha logrado "una propuesta urbanística equilibrada", en la que se plantean 12 edificios, con unas 1.200 viviendas, 147.507 metros cuadrados de zona verde y más de 10.247 metros cuadrados de suelo dotacional polivalente, con una actuación en un total de 225.231 metros cuadrados.

   Por eso, ha considerado "crucial" el acuerdo "porque con la venta de los terrenos se financia el soterramiento y se pagará más deuda", mientras que ha incidido en que "lo que procede es nueva tasación de los terrenos para poder venderlos a precio de mercado actual y para obtener una mejor financiación del préstamo".

   "Es un paso de gigante para completar la Fase I de soterramiento, porque podemos presentar una administración eficaz ante los bancos, que son los que van a tener que financiar la Fase II", ha afirmado Miguel Sainz, quien ha recordado la financiación del préstamo que se ha llevado a cabo hasta ahora, para la Fase I.

   En el turno de partidos, el regionalista Rubén Antoñanzas ha criticado que "la alcaldesa, que ha desaparecido hace un mes de Logroño, vuelve en plena campaña para vendernos un proyecto urbanístico", mientras que ha recordado irónicamente que la propia Gamarra "y casi todos sus concejales ya no van a estar en la próxima Corporación, y de los cuatro que sí vamos a estar, dos votaremos en contra y dos a favor".

   Ha mostrado su voto en contra, entre otros aspectos "porque no es cierto que hayan contado con los vecinos, han cansado a los vecinos, no han buscado el diálogo ni el consenso, al menos con el PR+", que, como ha dicho, tenía su propia alternativa. "Se está perdiendo una oportunidad para dotar a Logroño de una verdadera zona verde", ha dicho.

   Por parte de Ciudadanos, su portavoz, Julián San Martín ha considerado "positivo" el acuerdo "para avanzar en ciudad", aunque ha criticado que "se ha alargado demasiado en el tiempo" para su presentación, al tiempo que ha valorado que "todos hemos cedido, porque es un proyecto de ciudad".

   Con todo, ha señalado que "hay peros" en el proyecto, como el no traslado de la subestación eléctrica de Cascajos; que no se sabe nada del convenio con el Gobierno de La Rioja para pagar la mitad del IVA de la estación de autobuses; y sobre todo, "no digan que vamos a empezar ya a vender los terrenos, porque hay procesos administrativos que van a tardar un año o año y medio para ello".

   El portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha concretado que el acuerdo "que ustedes dicen que es ventajoso para Logroño, en realidad va a ser más ventajoso para los constructores, porque los vecinos no están nada contentos con esta actuación".

   Por ello, ha criticado al equipo de Gobierno del Partido Popular que, con esta modificación, "en general, con todo el proyecto del soterramiento, han hipotecado Logroño, tanto en plazos como en materia económica, un ejemplo de burbuja inmobiliaria". Así, ha justificado su voto en contra porque "lo que se ha hecho no está bien", en relación, sobre todo, con el túnel de Duques de Nájera.

   Para la portavoz del PSOE, Beatriz Arraiz, "tengo que compartir con el señor Sainz, que aprobar este PERI supone transformar la ciudad, y eso es positivo para Logroño, y también para sus vecinos, porque, en definitiva, vender los terrenos redundará en beneficio para la ciudad".

   Pero también ha considerado que "hay elementos que preocupan", coincidiendo con los 'naranja' en el "problema que supone que en todo este tiempo no se haya sido capaces de cambiar de sitio la subestación eléctrica de Cascajos, o el no saber ni el cuándo ni el cómo de la Fase II", además de hacer especial hincapié en que "la venta no se podrá hacer hasta el año 2020 en adelante".

EMOCIONADA DESPEDIDA DE LA ALCALDESA.

   Para finalizar la sesión, la alcaldesa Cuca Gamarra -que ha aprovechado el final de su intervención para despedirse de forma emocionada del pleno- ha afirmado que "estamos ante un debate transcendental para Logroño, que responde únicamente al interés general por la ciudad y por los logroñeses".

   Algo, ha añadido, "por lo que hay que seguir trabajando hasta el último día" y ante lo que ha dicho que "es importante también estar a la altura".

   En este sentido, ha argumentado que "el soterramiento no es un tema nuestro, ha sido de Corporaciones anteriores y seguirá en las que vengan por detrás" y ha considerado que "hay gente que ha sabido entender que estamos ante un tema de ciudad, por encima de cualquier interés partidista y electoralista".

   Con todo, "y ante los ataques que aquí se han escuchado", ha afirmado que "este pleno tiene el aval de la Junta Electoral, no es electoralista" y ha incidido en que "mi trayectoria en este Ayuntamiento ha pasado por el Gobierno y por la oposición, y he apoyado el soterramiento en ambas partes".

   Algo, ha reconocido "que otros también lo han hecho, como el PSOE, pero que lamento decir que otros no lo han hecho así, sino que han actuado de diferente manera en el Gobierno y en la oposición, donde han buscado rédito partidista y electoralista".

   Gamarra ha defendido que el acuerdo "da seguridad económica, jurídica y urbanística" y, ante las críticas por la tardanza en traer su aprobación al pleno, ha apuntado que "el diálogo ha sido una parte esencial de que se haya tardado", aunque ha hecho especial hincapié en que "en ningún momento se ha parado".

   Y, haciendo un resumen de la situación del proyecto del soterramiento, la primera edil ha detallado que la Fase I "está a punto de acabar, con la estación de bus, el parque y el Nudo de Vara de Rey en marcha, y lo que queda, con financiación y proyectos"; el PERI aprobado hoy "con la seguridad que ello conlleva"; y la financiación "que no es algo baladí, porque de 27 millones, únicamente 4 millones han tenido que irse a financición externa de este Ayuntamiento".

   De este modo, ha subryado, "se va a poder iniciar ahora los trámites para iniciar las enajenaciones". Sobre el tema concreto de la subestación, ha recordado que "se tiene acuerdo con Iberdrola, espero que nadie lo ponga en cuestión", mientras que se ha mostrado confiada en que "se podrá materializar en el momento oportuno, espero que sea pronto".

   Por último, y como su despedida, Gamarra ha agradecido su labor de estos ocho años a lo técnicos y funcionarios municipales, y, especialmente, a todos aquellos concejales que le han acompañado en los diferentes equipos de Gobierno "que lo han dado todo, su trabajo, su tesón y su orgullo de ser logroñeses, para trabajar por su ciudad".

   "Y quiero dejar constancia sobre todo de mi agradecimiento y mi reconocimiento a los logroñeses por su confianza, por su esfuerzo, por su trabajo para sacar todos juntos adelante la ciudad. Gracias a los logroñeses y suerte a Logroño, a la que seguiré sirviendo allí donde me encuentre", ha concluido una muy emocionada Cuca Gamarra.

Para leer más