Andreu asegura que serán "radicales para luchar contra la corrupción, la pobreza, el despilfarro o el desempleo"

Actualizado 26/08/2019 14:20:46 CET
450024.1.500.286.20190826105700
Vídeo de la noticia

   LOGROÑO, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La candidata socialista a la presidencia de La Rioja, Concha Andreu, ha asegurado este lunes durante la primera sesión del pleno de investidura que su Gobierno será "radical para luchar contra la corrupción contra la pobreza, contra el despilfarro, contra el fracaso escolar, contra el desempleo, la desigualdad y la apatía", para reseñar que seremos "radicalmente demócratas". De ahí que haya recordado a la oposición que "no se preocupen por la radicalidad y el extremismo".

   Andreu ha realizado estas declaraciones durante su discurso ante la Cámara regional donde ha presentado sus objetivos programáticos de cara a la nueva legislatura, una vez que se ha garantizado los apoyos de Izquierda Unida - con el que ya contaba desde julio- y ahora de Podemos, tras el acuerdo firmado la semana pasada. De hecho, los 15 votos de los diputados del PSOE, sumados a los dos de las formaciones de izquierda harán mañana presidenta a la socialista, tras la segunda sesión del debate de investidura.

   No ha obviado, en sus palabras lo ocurrido en el mes de julio, donde la negativa de la parlamentaria de la formación 'morada', Raquel Romero, hizo que no pudiese ser elegida. En este punto, ha recordado que este tiempo transcurrido "ha sido necesario" y "útil para lograr una investidura y un gobierno estable".

   De hecho, a continuación, ha agradecido el "comportamiento leal y riguroso" que ha llevado a cabo desde el principio Izquierda Unida, y a Podemos-Equo por "querer buscar una solución y de garantizar que el acuerdo ofreciera una salida digna a todas las fuerzas políticas". Y todo, porque ha recordado que La Rioja "no se podía perder la oportunidad de girar a la izquierda".

   PROYECTO "BENEFICIOSO"

   A continuación, Andreu ha asegurado que "no solo ha sido un tiempo necesario para lograr un gobierno de progreso, sino que también ha sido un tiempo ganado para La Rioja", teniendo claro que "no queremos vivir del triunfo de unos resultados, queremos convencer de que nuestro proyecto es el más beneficioso para nuestra sociedad y para La Rioja".

   Asimismo, ha anunciado que su programa "no se agota en esta legislatura", así como "no se va a ceñirse a su electorado", porque "buena parte de la centralidad en España y en La Rioja, está buscando dónde apoyarse".

   El compromiso con "la lealtad a España y a la solidaridad entre las Comunidades Autónomas, en trabajar por la convivencia entre los españoles, y con la reivindicación, que no será otra cosa que la defensa de nuestra Comunidad dentro del Estado Autonómico, y con la singularidad financiera".

   EJEMPLARIDAD

   Además, Andreu se ha comprometido a "estar para hacer" y para "cambiar", sin olvidar el "ejercer mi responsabilidad", destacando el "diálogo y la cercanía". También ha prometido "ser ejemplar", recordando que "hay quien ha creído en el pasado que la responsabilidad de infringir la Ley es la misma de un ciudadano que la de presidente - en alusión al chalet del exjefe del Ejecutivo riojano, Pedro Sanz-, dándole la vuelta perversa al principio de igualdad ante la Ley". "Nadie creerá en la dignificación del servicio público si somos los primeros en saltarnos las leyes, nadie lo creerá", ha añadido.

   La candidata socialista ha afirmado que sus objetivos principales pasan también por "asegurar la viabilidad económica y de empleo a través del crecimiento económico"; "adecuar nuestro territorio a los principios de sostenibilidad y equilibrio a través de una ordenación territorial adecuada"; "construir una sociedad cohesionada bajo los principios de igualdad y solidaridad a través de una red eficaz de servicios públicos de calidad"; y "hacer nuestra labor a través de medios éticos, con total limpieza y transparencia".

   Andreu ha apostado por una estrategia de desarrollo económico y localización empresarial que asuma los retos y que atienda la "debilidad" que, a su juicio, tiene La Rioja. Sobre el crecimiento económico ha apuntado que "no solo se compone de emprendimiento, también de trabajo, para que cualquier transformación del sistema económico tenga éxito se requiere un gran pacto social" que "dote de confianza y seguridad a la sociedad", y que precisa de la colaboración de los agentes sociales y también de los diputados.

   La lucha contra la precariedad, un plan de excelencia y dinamización turística, "recuperar" el protagonismo de la cultura o una Ley Agraria para La Rioja, son otros aspectos que ha destacado. Atender el "problema" del cambio demográfico o del cambio climático, son otras prioridades que ha versado.

   DEFENDER LO PÚBLICO

   En su discurso, también ha señalado que la cohesión social "se logra desarrollando el principio de igualdad", por lo que se ha fijado como algo prioritario "luchar contra la pobreza". Además, ha recordado que  "la socialdemocracia defiende que lo público garantiza mejor la igualdad".

   "En esta Comunidad - ha proseguido-, durante los años que ha gobernado el PP, ha existido una política silenciosa pero continuada para romper el status de lo público en favor de lo privado, y eso es incontestable", aspecto que dice que su gobierno "va a corregir". "Quiero ser la presidenta de la pública, la presidenta de lo público", ha apostillado, para señalar que "si hay algo que incide en la igualdad es la educación y en consecuencia fortalecer la enseñanza pública es una obligación".

   Este aspecto, lo ha extendido igualmente a la sanidad, resaltando que  "el nuevo gobierno de La Rioja defenderá la gestión pública de los servicios sanitarios". Atención Primaria, urgencias hospitalarias, eliminación de los conciertos, y convenios y contratos con empresas privadas e integrar a la Fundación Hospital de Calahorra en el Servicio Riojano de Salud, son las líneas principales que abordará.

   No ha obviado los servicios públicos Andreu, recordando que "las políticas públicas en servicios sociales han contado siempre con el liderazgo y empuje de las etapas socialistas". De ahí, que haya asegurado que "un gobierno socialista y progresista es la mejor garantía para unos servicios sociales de calidad", para lo que se creará un Observatorio de la realidad social, y se mejorará la Renta de ciudadanía.

   Para la candidata socialista todas las competencias se regirán a través de una "administración eficaz y un Gobierno transparente". Un Ejecutivo, ha señalado "donde la ética, la transparencia y la solidaridad sean sus principios fundamentales".

   DIFERENCIA EN TRATAMIENTO IMPUESTO

   Precisamente, ha apuntado que todo ello se hará "basándonos en la solidaridad", algo en lo que ha enmarcado la política impositiva, en la que ha recordado que la izquierda en este debate sobre impuestos, "comienza pensando en lo colectivo, primero calcula los
gastos necesarios para tener una sociedad de bienestar justa y después fija los ingresos a obtener para su mantenimiento".

   Frente a ello, ha señalado que "la derecha comienza el debate pensando en lo individual, en que el bolsillo del ciudadano permanezca lo más al margen posible de la atención al bienestar público, con independencia de como quede la sociedad". Ello, ha conllevado una "sociedad de bienestar fracturada, una clase media muy tocada, una clase trabajadora con un empleo deficiente con sueldos sin capacidad de ahorro y una parte muy reducida que vive en la abundancia".

   Ante ello, se ha comprometido a "no incrementar un impuesto que conlleve una deslocalización".

   Finalmente, Andreu, además de apostar por apostar por la memoria histórica, ha indicado que su proyecto de gobierno se complementará con acciones que busquen "liderazgo, modernización y participación".