Bomberos sofocan un incendio en la ribera del Ebro, entre Calahorra y Azagra, en el paraje de La Rota

Publicado 17/05/2014 9:44:47CET

Además se han producido una decena de incendios en diferentes municipios riojanos, todos ellos en zonas de ribera por quema de las pelusas del chopo

LOGROÑO, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Bomberos del CEIS Rioja en colaboración con un equipo navarro procedieron en la tarde-noche de este viernes a sofocar un incendio en la ribera del Ebro, entre Calahorra y Azagra, en el paraje de La Rota.

Según informan desde el Centro de Coordinación SOS RIOJA, el aviso fue recibido alrededor de las 19,35 horas de este viernes y hasta el lugar de los hechos acudieron miembros de la Dirección General de Medio Natural, además de los citados equipos de bomberos, recursos sanitarios del Servicio Riojano de Salud y efectivos de las Agrupaciones Municipales de Protección Civil de Calahorra y Alfaro, Guardia Civil y Policía Local.

En total, han participado en la extinción del incendio tres retenes de la Dirección General de Medio Natural, 6 agentes Forestales, 1 Autobomba Forestal, 1 Helicóptero, dotaciones de Bomberos de Lodosa, Calahorra, Arnedo y voluntarios de Protección Civil, totalizando más de 40 efectivos.

La situación a las 22,20 horas era que el incendio estaba controlado, habiendo afectando a vegetación de ribera y choperas a lo largo de más de 1 kilómetro de longitud en la orilla del río Ebro. Lo intrincado de la vegetación, el difícil acceso y el viento, han dificultado las labores de extinción.

Además a lo largo de la jornada de este viernes se han producido una decena de incendios que han afectado a los municipios de Pradejón, Autol, Ribafrecha, Murillo de Calahorra, Haro, Rincón de Soto, Tricio, Albelda de Iregua, Alberite y Alfaro, todos ellos en zonas de ribera por quema de las pelusas del chopo en los que se han movilizado efectivos de la Dirección General de Medio Natural, CEIS Rioja, Bomberos de Logroño y Protección Civil.

Desde la Dirección General de Medio Natural se quiere hacer una llamada de atención sobre la situación actual de riesgo debido a la abundancia de este tipo de pelusas, propia de esta época del año, agravada por la falta de lluvias que, junto con el viento, incrementan la peligrosidad de los incendios que se puedan producir, debiéndose tomar las máximas precauciones en el uso del fuego o de maquinaria en zonas con abundante pelusa.