Publicado 25/04/2021 12:35CET

Calahorra da luz verde a la excavación y estudio arqueológico de los nuevos restos aparecidos en la calle Eras

Excavaciones calle Eras de Calahorra
Excavaciones calle Eras de Calahorra - AYUNTAMIENTO DE CALAHORRA

   LOGROÑO, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El avance de las obras de la calle Eras de Calahorra ha tenido como consecuencia nuevos hallazgos arqueológicos cuya excavación y estudio han comenzado esta misma semana.

   Tal y como era de esperar, el pasado 13 de abril, al realizar el levantamiento del antiguo pavimento en el cruce de las calles Eras, Pastores y San Blas, aparecieron restos de varios muros aparentemente romanos.

   Será la empresa ArqueoRioja, encargada del seguimiento arqueológico de esta obra, la que lleve a cabo esta actuación, cuyo objetivo es tener un mayor conocimiento sobre el pasado de la ciudad y conocer más en profundidad estos restos que, supuestamente, podrían pertenecer a unas antiguas termas y que podrían estar ligados a los restos encontrados a finales del año pasado.

   Parece razonable que aparezcan restos termales en esta ubicación. Entre los años 1993 y 1994 se llevo a cabo la excavación arqueológica del Yacimiento del Solar Torres que ocupo toda la plaza obispo Fidel García y los edificios colindantes, en la cual se encontraron gran cantidad de restos romanos de conjuntos termales.

   Además, entre los años 1997 y 1998 se realizaron canalizaciones para la renovación del saneamiento de la calle Eras. En estas obras ya aparecieron restos de los muros que hoy se han vuelto a descubrir y se documentó lo que apareció. Pero a diferencia del año 1997, en el 2021 sí que se va a realizar una excavación y estudio completo de los restos que no fueron destruidos por la anterior canalización.

   La excavación de la estratigrafía asociada a las estructuras aparecidas, junto con todos los datos de los que ya se disponían con anterioridad, permitirá comprender mejor el conjunto de los restos termales que había en esta zona, su cronología y función.

   La excavación arqueológica y estudio de estos restos se realizará con cargo a las partidas presupuestarias que el proyecto ya contemplaba en lo referido a arqueología. En concreto, tendrá un coste de 8.046,50 euros, IVA incluido. A este presupuesto hay que sumarle medios auxiliares para la realización de la excavación, si fueran necesarios.

   Una vez realizada la excavación y recabados todos los datos, orientados por los criterios técnicos que los arqueólogos determinen, se valorará qué se puede hacer con los restos a los que la obra va a afectar.

   Aunque esta excavación y estudio afectará a los ritmos de la obra, el Ayuntamiento, la empresa de arqueología, ArqueoRioja y la Dirección de obra han reorganizado el trabajo de manera pueda ir avanzándose la obra en otros tramos mientras se realiza estas nuevas labores arqueológicas. En todo caso, se estima que la finalización de la obra pueda demorarse otro mes.

   No obstante, y con el objetivo de facilitar movilidad en este entorno, el próximo día 26 de abril se abrirá el tramo de calle Eras desde doctor Chavarría y Justo Aldea, así como en la calle Santa Teresa de Jornet.

   "Somos conscientes de las dificultades que estas actuaciones pueden ocasionar y pedimos disculpas a los vecinos por ello, sin embargo consideramos que el estudio y excavación de estos vestigios es uno de los tesoros de nuestro Casco Histórico y es una oportunidad que no se debe desaprovechar para conocer más y mejor el pasado de nuestra ciudad", finalizan desde el consistorio de la localidad.

Contador

Para leer más