Cambia plantea recargar un 50% el IBI a los apartamentos turísticos y a los pisos de bancos vacíos más de un año

Gonzalo Peña
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 25/10/2018 12:55:14CET

   LOGROÑO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo Municipal de Cambia Logroño en el Ayuntamiento de la ciudad ha planteado un recargo de un 50 por ciento en el IBI a los apartamentos turísticos y a los pisos, pertenecientes a bancos, que lleven vacíos más de un año.

   Son dos de las principales propuestas que la formación va a llevar entre sus enmiendas a las Ordenanzas Fiscales del Consistorio para el ejercicio 2019. Como ha incidido el portavoz de Cambia, Gonzalo Peña, "las ordenanzas fiscales no son solamente una herramienta económica, sino que reflejan un modelo de voluntad política".

   En este sentido, ha reseñado que los objetivos de estas normas para Cambia Logroño pasan por "aumentar la progresividad, luchar contra la especulación inmobiliria y contra la gentrificación, promover el consumo racional del agua, apostar por el comercio de cercanía y por el desarrollo de la movilidad sostenible".

   "Son -ha añadido- un mecanismo, en definitiva, para la redistribución de la riqueza, la lucha contra la desigualdad social, el impulso a la generación de empleo, el acceso a la vivienda, la luchas contra la exclusión y la eficiencia medioambiental. No se trata de recaudar, sino de mejorar los servicios públicos y la vida de la gente".

   En el detalle de las enmiendas de Cambia Logroño, Peña ha subrayado las relacionadas con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que, como ha recordado, "con carácter general, baja en su tipo desde el 0,58 al 0,57".

   Un descenso que, como ha reseñado, "supone que el recibo bajará 12 euros para las propiedades con más valor catastral y solo dos euros para las de menor valor catastral", de modo que "se beneficia a quienes tienen pisos con mayor valor de acuerdo con el Catastro o también a quienes tengan más pisos". "Y eso -ha dicho Peña- no es ir a favor de la redistribución de la riqueza".

   Por ello, proponen diversas enmiendas, como el gravamen por usos o el aumento del tipo al 0,62 para los pisos de uso residencial con mayor valor catastral. A ello se suma, en el caso de bonificaciones para familias numerosas "que entre la renta familiar como criterio de valoración" para estas rebajas.

   Con todo, para el portavoz de Cambia, en Logroño "hay un problema sin abordar por parte del PP", que es la existencia en la ciudad "de 17.000 pisos vacíos". Una circunstancia en la que, pese a la legislación vigente, entiende que "sí hay margen para actuar", por lo que plantea "el recargo del 50 por ciento en la base del impuesto para los pisos en manos de bancos que lleven más de un año vacíos".

   A ello se suma, igualmente, "y para ir contra la gentrificación", el recargo, también del 50 por ciento, en el IBI para inmuebles que se utilicen como apartamentos turísticos, a lo que ha unido que "lo recaudado se debe dedicar a políticas activas de vivienda".

   Además, y relacionado con la potenciación del comercio de cercanía "y con el menor uso de envases", Peña ha planteado "una bonificación del 75 por ciento en la cuota íntegra del impuestos a favor de los inmuebles en los que se desarrollen actividades comerciales de venta minorista a granel".

OTROS IMPUESTOS Y TASAS.

   En cuanto al Impuesto de Actividades Económicas, ha propuesto que "se bonifique un 10 por ciento del impuesto a las empresas que paguen íntegramente el bonobús a sus trabajadores o se bonifique el transporte compartido en vehículo no motorizado", una medida, ha añadido, que favorecería "la movilidad sostenible".

   También plantean desde Cambia bonificaciones del 95% en el caso del ICIO para obras que sirvan para incorporar sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de energía solar; o, en el caso de Vehículos, mejores condiciones para los vehículos eléctricos.

   Respecto a las tasas, "y haciéndonos eco de las medidas por el Pacto Social por el Agua Pública" que suponen "racionalizar su uso, sobre todo en casos de ocio, y penalizar su consumo abusivo", Peña ha propuesto un nuevo gravamen para el agua utilizada para ocio y zonas comunes, así como que, en el uso doméstico, se graven más los consumos superiores a 120 m3.

   Por último, se plantea una nueva tasa por la ocupación del dominio público por parte de instalaciones de distribución energética, una "operación compleja", avalada, dicen desde Cambia, por "nueva jurisprudencia del Tribunal Supremo", y para la que se solicita la asistencia de la FEMP "que ya tiene experiencia a la hora de implantar este tipo de medidas".