Continúan las obras de construcción del campo de rugby, según los plazos de ejecución previstos

Actualizado 01/07/2015 19:11:07 CET
Obras del campo de rugby
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

El césped artificial que se va a retirar será utilizado por Medio Ambiente en otras zonas de la ciudad

LOGROÑO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consistorio logroñés indica en una nota de prensa que las obras de construcción del campo de rugby continúan, según los plazos de ejecución previstos.

Además, recuerdan que este campo se está construyendo a la entrada de la Ciudad del Fútbol de Pradoviejo, en el lugar ocupado por el campo de fútbol número 1. Se trata de reconvertir el campo de fútbol más antiguo de la instalación, construido en 2002 y en el que era necesario una remodelación. Con la actuación que se está llevando a cabo el campo será compatible tanto para la práctica del rugby como para la del fútbol.

El césped artificial que se está retirando de este campo con motivo de las obras será utilizado por el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Logroño en diferentes zonas de la ciudad.

El campo de rugby es una nueva dotación muy esperada por los jugadores y aficionados a este deporte, que llevan décadas solicitándola.

El proyecto de estas obras ha sido redactado por técnicos municipales, siguiendo las directrices del Rugby Club Rioja. La obra fue adjudicada por 647.000 euros a la UTE Eurocontratas S.A., Ortiz, Construcciones y Proyectos S.A., que presentaron una baja del 30 por ciento sobre el presupuesto de salida.

Ajustado a la normativa internacional, y con la última tecnología, el campo se construirá por tanto sobre el actual campo 1, al sureste del edificio principal de acceso al complejo. Contará con un área de juego de 130 metros de largo por 68 de ancho, siendo el campo de juego de 100 metros por 68, y todo inscrito en un recinto de 137,80 por 75,80 metros.

Se ajusta de este modo a la normativa internacional de rugby y a lo establecido por la federación española de este deporte, pudiendo albergar competiciones de todos los niveles.

El terreno de juego de hierba artificial que se va a emplear sigue también las especificaciones de los organismos que regulan la práctica del rugby. En cuanto a las características físicas de la hierba, el pelo alcanzará una altura de 65 milímetros, siendo lo mínimo permitido de 60 mm, buscando una mayor calidad y beneficio de la práctica deportiva. Se tratará de un césped de última generación que permitirá la compatibilidad de uso para los dos deportes: rugby y fútbol.

Se establecerán los marcajes reglamentarios del juego del rugby además de los de dos campos trasversales para fútbol 7.

Está también previsto el incremento de la iluminación y la renovación de los sistemas de riego y saneamiento. El proyecto incluye además la remodelación de la zona de acceso a los campos y la instalación de una pequeña zona de juegos infantiles.

Para leer más