Publicado 09/09/2021 10:18CET

CSIF critica "las deplorables condiciones laborales que el SERIS impone a sus trabajadores"

LOGROÑO, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) critica "las deplorables condiciones de trabajo que el Servicio Riojano de Salud (SERIS) impone a sus trabajadores, una condiciones que empeoran en época estival por el aumento de trabajo y falta de refuerzos para cubrir vacaciones y bajas, junto con las especiales circunstancias de la pandemia del coronavirus que ha venido a poner en evidencia y a agravar la penosa situación de estos profesionales".

En este sentido, y desde que en el pasado mes de junio, la presidenta del Gobierno y la consejera de Salud "hablaron de la inminencia de un plan para la Atención Primaria y de la Atención Continuada, los profesionales de ambos servicios han sido abandonados a su suerte", afirman desde CSIF.

La Administración -continúan desde el sindicato- "ha vuelto a esconder la cabeza. Ha dejado que pase el verano despreocupándose de quienes tienen que atender a los pacientes bajo unas condiciones laborales muchas veces insoportables".

Para CSIF, "y para cualquiera que tenga el mínimo sentido común y de la equidad, acumular pacientes de otros cupos no puede ser la norma generalizada. En el SERIS, ya es costumbre no "cubrir" las ausencias que se producen temporalmente por bajas laborales, vacaciones... o de forma permanente como, por ejemplo, en el caso de jubilaciones".

Estas circunstancias "se agravan en el medio rural, donde los profesionales sanitarios, para poder atender presencialmente a los pacientes de algunos municipios, tienen que ir como los titiriteros de pueblo en pueblo, olvidados por su empresa que tampoco les facilita en absoluto su trabajo".

"Peor aún, en muchas ocasiones, son cuestionados debido a que en determinadas localidades se han restringido días u horas de consulta, cargando con unas culpas cuyos únicos responsables son el Gobierno de La Rioja, la Consejería de Salud y su titular. La consejera no ha sabido ni explicar ni solucionar dicha situación a pesar de ostentar la portavocía del propio gobierno", afirman desde el sindicato.

Tal vez, "ahora que se ha desembarazado de dicho cargo encuentre tiempo para ocuparse de verdad de la gravedad de los problemas de su Consejería", reflexionan.

CSIF advierte "de la ineficacia de la Administración para cubrir las ausencias del personal que deja a 'los pies de los caballos' a los profesionales frente a los pacientes, esperando que sean los trabajadores los que se sacrifiquen para sacar adelante la ingente labor, algo que sólo se está consiguiendo gracias a su profesionalidad y abnegación".

La situación -prosiguen- "llega al límite en muchos centros de salud de La Rioja, donde cubrir las guardias de los puntos de atención continuada es toda una hazaña. Varios médicos se han visto forzados a hacer muchas guardias (hasta agotar sus fuerzas y con riesgo de su salud), incluso fines de semana, para garantizar la asistencia a sus pacientes".

En determinadas ocasiones, "estas guardias las han realizado médicos de la UCA (Unidad de Cuidado Avanzado) sin especialidad. En estos casos, y en ausencia de un Médico de Familia, los residentes MIR que realizan las guardias con ellos no han podido hacer sus rotaciones programadas. Otro perjuicio más".

"Y como es bien sabido, la última solución imaginativa de la Consejería ante la falta de profesionales en otros puntos de atención continuada ha sido poner ambulancias para desplazar a los pacientes. Una decisión muy cuestionada por profesionales y ciudadanos, como es bien sabido", afirman.

Desde CSIF "no nos cansaremos de explicar a la Administración que no resulta atractivo para ningún profesional acumular el trabajo de 2 o 3 compañeros; hacer más guardias de las recomendables; no librar tras hacer estas guardias, etc".

La propia Consejería "es consciente de que faltan médicos y que es muy difícil contratar, así lo ha reconocido en muchas ocasiones. Pero se justifica culpando a gobiernos anteriores o a la situación que se vive en el resto del país", explican.

"Nuestros dirigentes políticos tienen que recordar que los ciudadanos los eligieron para remediar lo que otros no pudieron o no quisieron arreglar".

Con todo ello, "en nuestra opinión, la solución debería plantearse de otra forma ya que la dificultad para contratar más médicos se debe a las precarias condiciones laborales y retributivas que se ofrecen aquí. Estas son tan lamentables que no hay quien quiera venir a trabajar a La Rioja y de los que aún quedan, incluido personal fijo, muchos acaban emigrando a otras comunidades, buscando unas condiciones laborales que les permitan conciliar su trabajo con su vida personal y familiar".

Contador

Para leer más