Publicado 07/03/2021 17:23CET

Docente ensalza los referentes femeninos de la historia "que han sido muchos" para huir de mitos y despertar vocaciones

Una mujer trabajando en un laboratorio científico
Una mujer trabajando en un laboratorio científico - DIGITALES

   LOGROÑO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los estereotipos junto a los falsos mitos son "los verdaderos caballos de Troya" que debemos combatir para consolidar la presencia de la mujer en ámbitos como ingeniería o arquitectura. Así de clara se ha expresado la profesora de UNIR, Paula Lamo, quien explica que sí que hay muchas vocaciones femeninas en estos sectores aunque parezca que "todavía hoy pesa más lo que piensa la sociedad". Ante ello apuesta por mostrar los referentes femeninos.

   "Lo importante es acabar con estas creencias engañosas" que hacen que muchas niñas, jóvenes y mujeres aparten su verdadera vocación porque interiormente sienten que esa carrera, ese curso, esa formación o ese grado es "para chicos", ha afirmado la docente de UNIR a Europa Press.

   Para evitar que esto suceda, Paula Lamo apuesta por "mostrar los referentes femeninos que han sido muchos a lo largo de la historia" pero que, "lamentablemente", en muchas ocasiones han sido escondidas o relegadas a un segundo plano.

RECUPERAR SU PAPEL EN LA HISTORIA

   Darlas a conocer, recuperar su papel en la historia para que las jóvenes sean capaces de reconocer sus propias capacidades y, sobre todo, sean conscientes de que "no hay carreras de chicos ni carreras de chicas" son algunas de las claves que podrán ayudar a las profesionales del futuro a dedicarse a lo que realmente quieran ser.

   Entre esas referentes, la experta de la UNIR ha querido recordar algunos nombres de ingenieras y arquitectas que han hecho mucho por la evolución de la sociedad pero que "casi todas han quedado olvidadas".

   En concreto, Paula Lamo ha explicado que son muchas las mujeres que a lo largo de la historia han hecho crecer, con su trabajo, estas disciplinas. Entre esos ejemplos, ha recordado a Ada Lovelace que fue la primera programadora mujer de la historia por sus trabajos con la primera máquina analítica y "aunque es la más conocida, no es la única", ha afirmado.

   También ha recordado el caso de ENIAC que fue el primer computador diseñado con propósito general y que se hizo gracias "a un grupo formado por seis mujeres" que fueron quienes "lo programaron" aunque "el éxito se lo llevó otra persona", ha indicado.

   ¿Y qué decir de los computadores utilizados por los ingleses en la II Guerra Mundial?. "Todo el mundo conoce a Alan Turing gracias a la película 'The Imitation Game' y a su supuesta vinculación con el simbolismo del logotipo de Apple (a pesar de que Steve Jobs negó esta relación), pero ¿quién habla de Las Colosas?. Las Colosas fueron unas mujeres que trabajaron con la máquina 'Colossus' leyendo las comunicaciones cifradas alemanas y que ayudaron muchísimo aunque apenas se hable de ellas".

    Ante ello, reflexiona: "¿No ayudaron ellas, también, a ganar la guerra? Nadie nos habla de estas mujeres".

   "Ni tampoco nos hablan de Mary Allen Wilkes, la primera persona en utilizar un computador personal; ni de Grace Murray Hopper, creadora del primer compilador; ni de Hedy Lamarr que, además de actriz, patentó el primer sistema de comunicación inalámbrico", ha relatado.

La experta también ha recordado que hay mujeres que contribuyeron al desarrollo de la ingeniería Informática sin saber que estaban contribuyendo. Por ejemplo, Henrietta Swan Leavitt y el grupo de mujeres con las que trabajaba sobre astronomía en Hardvard y a las que, en su época, las llamaban las 'computer'. Estudiaban estrellas pero su trabajo "permitió grandes avances en el área como ser capaces de medir la distancia entre ellas".

"NO ES COSA SOLO DE HOMBRES"

   Con todos estos ejemplos "y muchos más que existen" queda más que demostrado que "la ingeniería no es solo cosa de hombres, ni mucho menos". La historia demuestra que la ingeniería Informática, por ejemplo, "está plagada de mujeres que fueron 'la primera persona que...' pero solo es necesario que alguien nos lo cuente y no se escondan".

   Por todo ello, la también doctora en ingeniería Industrial ha aseverado que "los estereotipos, las expectativas sociales y la falta de referentes son suficientes para que una mujer no se dedique a su verdadera vocación", eso es lo que "entre todos" tenemos que "eliminar".

   A estas circunstancias se suman también los mitos como que "los ingenieros son personas solitarias, obsesivas o que las carreras técnicas son muy complicadas o que no tienen salidas... todo ello hace desde siempre que las mujeres se vean menos capaces que sus compañeros chicos a pesar de que está demostrado que son las más constantes e incluso las que mejores notas tienen en este ámbito", ha afirmado la profesora de UNIR.

   Por todo ello, Lamo ha apostado por afianzar la "confianza" en ellas mismas porque "cada una es capaz de hacer lo que quiera hacer".

   Además, cree que es "fundamental" que en una sociedad "exista la diversidad y, sobre todo, que nadie se marque ningún techo por el hecho de ser mujer".

   "Cada uno puede hacer lo que quiera, es importante cuidar el lenguaje y mostrar a las niñas referentes mujeres. Todos somos valiosos y debemos huir de estereotipos", ha reflexionado la docente de UNIR.

"MICROMACHISMOS"

   Finalmente, Paula Lamo ha reconocido que "aunque sí que es cierto que hemos avanzado mucho a lo largo de los años, todavía hay muchos 'micromachismos' que debemos evitar para avanzar hacia una igualdad real" y que las mujeres lleguen a donde quieran llegar.

   "Por suerte, hoy en día las mujeres forman parte de los grupos de trabajo e investigación de las grandes empresas (Google, Amazon, Intel...), aportan su conocimiento y enriquecen los grupos. Seguramente sigan siendo pocas pero ya no se trata de romper techos de cristal (que ya están rotos), si no de darles visibilidad y hacer posible que las mujeres con vocación lleguen a esos grupos de trabajo o incluso a tener sus propias empresas y a investigar para que puedan aportar sus ideas, su visión, y cambiar el mundo".

Para leer más