Publicado 10/08/2020 13:37:13 +02:00CET

Los embalses riojanos bajan al 64,2 por ciento de su capacidad en la última semana

Embalse González Lacasa en La Rioja
Embalse González Lacasa en La Rioja - EUROPA PRESS - Archivo

   LOGROÑO, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Los embalses riojanos han bajado su volumen en la última semana hasta el 64,2 por ciento -desde un 69,4 por ciento- de su capacidad, según el último informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Los porcentajes oscilan entre el 70,2 por ciento de González Lacasa hasta el 66,9 por ciento de Mansilla, pasando por el 54,8 por ciento de Pajares.

   En concreto, el embalse de González Lacasa, en el Albercos, cuenta con 23,4 hectómetros cúbicos, de los 32,9 de su capacidad total, lo que supone que está al 70,2 por ciento. En la última semana, su volumen ha bajado en 1,47 hectómetros cúbicos. En relación al año anterior, tiene 5,22 hectómetros cúbicos más.

   El embalse de Mansilla, en el Najerilla, cuenta con 45,3 hectómetros cúbicos, frente a los 67,7 de su capacidad total, lo que supone que está al 66,9 por ciento. Su volumen ha bajado un 2,31 hectómetros cúbicos respecto a la semana pasada. Cuenta 1,09 hectómetros cúbicos más que el año anterior.

   Por último, el embalse de Pajares, situado en el río Lumbreras, cuenta con 19,3 hectómetros cúbicos de los 35,2 de su capacidad total, por lo que se encuentra al 54,8 por ciento. En la última semana, su volumen ha bajado en 2,80 hectómetros cúbicos. En comparación con el mismo periodo del año anterior, tiene 6,74 hectómetros cúbicos más.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    El primer agujero negro captado en imagen se tambalea

  2. 2

    El 'contador a cero' en los ERTE subirá a 196 días y habrá una prestación para fijos-discontinuos

  3. 3

    Illa asegura que hay "muy pocos brotes" en actividades culturales y anuncia alguna acción para reconocer el "esfuerzo"

  4. 4

    Madrid restringirá solo zonas de alta incidencia que cumplan unos parámetros y descarta "confinar"

  5. 5

    Bruselas renuncia al reparto obligatorio de refugiados y apuesta por reforzar la frontera y las expulsiones