La empresa riojana Ascénder instala 1.600 butacas en el nuevo Zarayadie Concert Hall de Moscú

Imagen de la sala de conciertos en Moscú
ASCÉNDER
Publicado 06/11/2018 10:36:29CET

   LOGROÑO, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La empresa riojana Ascénder, ubicada en Ezcaray, ha diseñado, creado, fabricado e instalado las 1.600 butacas del nuevo Zaryadie Concert Hall de Moscú, una de las salas de conciertos más moderna y exclusiva del mundo, inaugurada recientemente por el presidente ruso Vladimir Putin.

   Este impresionante edificio, situado junto al Kremlin, destaca por la transformación de su espacio principal: filas completas de butacas que se levantan en el aire para ocultarse bajo el suelo en un foso de 20 metros de profundidad.

   Precisamente una de las particularidades de estas butacas es que se han fabricado, no sólo de acuerdo al diseño de los arquitectos, sino con el peso exacto para que las soporten las plataformas elevadoras y cumplan siempre los parámetros acústicos propios de una sala de conciertos.

   Ascénder se impuso en el concurso internacional convocado para el suministro de las butacas del Zaryadie Concert Hall de Moscú. La flexibilidad y capacidad de personalización de sus butacas fueron el argumento principal que jugó a favor de la firma riojana.

   Así, y sólo para el Zaryadie Concert Hall, se fabricaron 8 tipos diferentes de butacas para las diferentes zonas de la sala, se desarrolló un nuevo sistema de respaldo móvil y se emplearon materiales especiales para este proyecto (madera de cerezo, placas de numeración de aluminio con inscripción en braille, dos colores de tejido con tintadas especiales).

   En este proyecto de Moscú se necesitó un alto grado de especialización y tecnología para que las butacas se comportaran conforme a lo que esperaban los ingenieros acústicos japoneses de Nagata Acoustics y, al mismo tiempo, pesaran y quedaran perfectamente alineadas como requerían los franceses de Serapid, la firma de ingeniería encargada del movimiento de las plataformas.

   Son precisamente proyectos singulares como éste los que han hecho de Ascénder una empresa reconocida en todo el mundo en el sector de las butacas para colectividades.

OTRAS CREACIONES.

   El Palacio de Congresos de Palma de Mallorca, el Inverscorp Building - StAntony's College en Oxford (Reino Unido); el Grand Théâtredes Cordeliers de Albi (Francia) o la Filarmónica de Szczecin(Polonia)son algunos de los espacios que acogen las butacas de la empresa española Ascénder.

   La firma riojana ha contribuido a la creación de estos singulares y exclusivos espacios en estrecha colaboración con reconocidos arquitectos e interioristas de todo el mundo. A día de hoy se pueden encontrar butacas de esta empresa riojana en edificios creados por Jean Nouvel, Philippe Starck, Zaha Hadid, Bernard Schumi, David Chipperfield, Dominique Perrault, Norman Foster o Francisco Mangado.

   Ascénder elabora sus butacas a través de un cuidado, minucioso y artesanal proceso de fabricación, en el que juega un papel crucial el equipo de I+D de la empresa.

   Cada butaca tiene detrás un pormenorizado diseño y desarrollo en el que se cuida al máximo cada detalle siempre en función de las características del proyecto.

   Cada pieza de madera es elaborada con mimo y todo el tapizado realizado por artesanos que se encargan de su creación y su acabado; el resultado son piezas personalizadas que en la mayoría de los casos se han fabricado para satisfacer los diseños especiales de los interioristas y arquitectos con los que trabajan en cada proceso.

   Ascénder es una empresa española creada en el año 2003 por cuatro socios (los hermanos José Antonio y Celestino Gómez, Víctor Esteban y Pedro Hernando) que a día de hoy cuentan con más de 35 años de experiencia en el sector. Ascénder está ubicada en el pequeño municipio riojano de Ezcaray, un municipio de 2.000 habitantes.

   En la actualidad cuenta con dos plantas, la principal en Ezcaray con 55 trabajadores para el tapizado y montaje y otra en Nájera con 15 que se dedica exclusivamente a la creación artesanal y cuidada de las piezas de madera.

   Rusia, Hong Kong, Francia, Estonia, Italia, Polonia, Austria, Oriente Medio o Estados Unidos, o España son algunos de los países y mercados en los que los trabajadores de Ascénder ya han instalado sus butacas diseñadas y fabricadas en la localidad riojana de Ezcaray.

   Estos proyectos les han permitido hacerse con una reputación siempre vinculada al diseño, la personalización y la exclusividad: actualmente se están instalando sus butacas en el French International School de Hong Kong (realizada por los arquitectos daneses Henning Larsen), Knox Grammar Auditorium de Sydney (el colegio privado más importante de Australia) o en el famosísimo Institut de France de París (sede en el corazón de la capital de las Academias de Ciencias y de Bellas Artes entre otras).

Contador