Un estudio revela necesidad formación uso responsable móvil entre escolares

Publicado 05/06/2015 11:06:42CET
Teléfonos Móviles
EUROPA PRESS

LOGROÑO, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los estudiantes riojanos entre 10 y 16 años
cuentan con móvil y lo manejan, como nativos digitales, de forma intuitiva pero, sin contar con conocimientos previos ni conocer cómo sacar provecho a las múltiples aplicaciones que esta tecnología les ofrece, según se desprende del estudio realizado a alrededor de 400 escolares por la Asociación Mujer y Tecnología de La Rioja, en colaboración con la Consejería de Educación del Gobierno riojano.

El 89 por ciento de los niños de entre 10 a 12 años cuentan con teléfono móvil, destacando el hecho de que un 34% de esos escolares señalan que no es el primer dispositivo móvil que han tenido. En el rango de edad de 13 a 16 años se registra un mayor porcentaje de adolescentes con móvil, siendo solo un 7% los que no disponen de móvil o tablet.

La mayoría de los escolares de entre 10 a 12 años usan los dispositivos móviles todos los días varias veces, al menos una hora, conectándose a solas en el ámbito del hogar, destacando un
porcentaje de un 20% que reconoce dedicarles 3 o más horas.

En esta franja de edad no se detecta un gran uso de las redes sociales. Los menores usan preferentemente los dispositivos móviles para jugar, oír música, ver vídeos y comunicarse a través del chat o mensajes, siendo el whatsaap y el skype las aplicaciones y software más utilizados para contactar con otras personas. A través de sus dispositivos comparten principalmente vídeos de youtube, fotos propias y trabajos de clase.

Es destacable que la gran mayoría de los menores encuestados no utilizan aplicaciones de ayuda al estudio, dándose un porcentaje alto, un 40% de los encuestados, que desconoce la existencia de este tipo de aplicaciones. El sitio web que más visitan para ayudarse en sus estudios es la wikipedia.

Las búsquedas que realizan en internet a estas edades se centran principalmente en el área de la fotografía y la tecnología, lo que denota su interés por estos temas. De este interés se puede
deducir que existe una falta de formación y al mismo tiempo una demanda de información que los menores intentan subsanar por ellos mismos.

Los blog que más les atraen son los tienen contenidos de humor, juegos, los de ocio, tecnología y ciencia, o los que les pueden ayudar para hacer ejercicios de clase; sin embargo, el
66% no los tienen en cuenta para buscar información de utilidad.

SIN CONTROL DE LA IDENTIDAD DIGITAL

En el caso de los más de 200 estudiantes adolescentes encuestados, de entre 13 y 16 años, el uso de los dispositivos es muchísimo más frecuente. La gran mayoría, un 90%, los utilizan más
de tres horas al día y lo hacen en diferentes momentos de la jornada, sobre todo en el ámbito de sus hogares, aunque también un 30% los usan en lugares públicos y un 10% en los colegios.

De esta muestra se desprende que, sobre todo, los utilizan para enviar mensajes o hacer llamadas de voz, escuchar música, hacer y enviar fotos y, a estas edades a diferencia del grupo
de menor edad, para acceder a las redes sociales. También graban con ellos vídeos y los usan para jugar.

Las redes sociales que más manejan son instagram, twitter, twenty y facebook y a través de ellas, principalmente, conversan con sus amigos, comparten fotos y vídeos y miran perfiles de
otros.

Este estudio, realizado durante el último semestre del curso 2014, revela, según la presidenta de la Asociación Mujer y Tecnología de La Rioja, María Ángeles Bueno, que los jóvenes estudiantes riojanos no son conscientes de los peligros que el mal uso y abuso de esta
tecnología puede acarrearles, especialmente al tener acceso muy temprano a las redes sociales.

Comparten información y vídeos propios y de amigos, fotos y vídeos de la familia sin controlar su privacidad. Los jóvenes, ha indicado María Ángeles Bueno, "no tienen en cuenta su identidad digital ni separan su vida real de la digital. Se muestran confiados y no son
conscientes de las repercusiones que les puede acarrear el compartir determinados materiales privados en la web".

"El fácil acceso que tienen a internet y a las redes sociales hace que integren la tecnología en su vida diaria pero sin control y con grandes lagunas, lo cual les impide desarrollarlas y obtener
el máximo beneficio a las aplicaciones que les ofrecen, especialmente como herramientas en sus estudios", ha concluido.

Para leer más