Francia entrega al preso de ETA Asier Borrero Toribio, integrante del 'comando' que planeó atentar contra Marlaska

Publicado 27/02/2019 17:47:03CET

Asier Borrero también está acusado de haber participado en el atentado con coche bomba contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra

MADRID/ LOGROÑO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Francia ha entregado al preso de ETA Asier Borrero Toribio, integrante del 'comando Vizcaya' al que la dirección de la banda terrorista encargó que se matara al entonces juez de la Audiencia Nacional y hoy ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Borrero Toribio ha sido trasladado a la cárcel de Soto del Real (Madrid) tras ser entregado por parte de las autoridades de Francia, país en el que cumplía condena en la prisión de Mont-de-Marsan, según ha adelantado la asociación de familiares de presos de la banda terrorista, Etxerat.

Natural de Barakaldo (Vizcaya), Borrero Toribio fue detenido a la salida de un McDonald's el 4 de julio de 2009 --cuando tenía 24 años-- en Pau (Francia), junto a Itziar Plaza e Iurgi Garitagoitia. Constan contra él dos causas activas en España, una de 2010 por tenencia de explosivos en el Juzgado Central número 4 de la Audiencia Nacional y otra de 2009 por estragos e incendios abierta en el Juzgado Central número 5, según informan a Europa Press fuentes penitenciarias.

La Audiencia Nacional lo juzgó en 2011 por el intento de atentado contra Grande-Marlaska y planear el secuestro del edil del PSE en Eibar Benjamín Atutxa, cargos por los que finalmente no fueron condenados al no llevarse a cabo las acciones criminales.

El escrito de acusación señalaba que Arkaitz Goikoetxea Basabe y Jurdan Martitegi elaboraron y actualizaron informaciones sobre las vacaciones veraniegas que el juez pasaba en la localidad riojana de Ezcaray.

Según la Fiscalía, los acusados pretendían "localizar un lugar adecuado para colocar un artefacto explosivo que iba a ser activado por cable con el fin de evitar los inhibidores de frecuencia portaban los coches oficiales". En la causa estaban procesados varios jefes de ETA, entre ellos Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki'.

Los etarras recabaron la información en el mes de febrero de 2007 con la previsión de atentar en agosto de ese mismo año, si bien "no continuaron con el proyecto al no observar al magistrado en la localidad en la fecha prevista".

El auto de procesamiento detallaba que el 'complejo Vizcaya' estaba dirigido por los 'liberados' Arkaitz Goikoetxea y Jurdan Martitegi y que los acusados Aitor Cotano e Íñigo Gutiérrez, junto a Asier Borrero, formaban parte de un talde denominado 'Hegoa' que "participaba en sus actividades terroristas y les ofrecían cobertura logística".

La Audiencia Nacional condenó a los etarras Arkaitz Goikoetxea Basabe, Aitor Cotano e Íñigo Gutiérrez a 22, 16 14 años de cárcel, respectivamente, por integración en organización terrorista, depósito de explosivos y tenencia de armas, a los que se sumó el de falsificación en el caso de Goikoetxea.

UNO DE LOS ETARRAS MÁS BUSCADOS

Asier Borrero era hasta su detención en 2009 uno de los miembros de la banda más buscados. Se había convertido en el jefe militar de ETA, en sustitución de Jurdan Martitegi, con el que colaboró en la mayoría de los atentados de los que se le acusaba. Junto con Iurgi Garitagoitia, se le condenó por tentativa de homicidio voluntario sobre un agente de la autoridad con la agravante de terrorismo.

Los dos iban en un coche robado el 8 de junio de 2009 por una carretera de un área rural del departamento de Lozère (sur de Francia) cuando dispararon contra un vehículo de la Gendarmería que les persiguió. Éstos hirieron a uno de los dos agentes, Robin Champetier.

Aunque disparó Garitagoitia, Borrero era el que llevaba en la cintura la pistola utilizada en esa acción, que procedía de un robo cometido por ETA en octubre de 2006 en la empresa Sidam, al sureste del país.

Asier Borrero también está acusado de haber participado en el atentado con coche bomba contra el cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, en el atentado con bomba contra la comisaría de la Ertzaintza de Zarautz, y en la colocación de artefactos en las Casas del Pueblo de Balmaseda y de Derio.

Contador