Actualizado 05/07/2018 14:28 CET

"Nos lo tenemos que creer, nos pasa con el precio del vino y con el enoturismo"

Cata Conde de los Andes
CONSEJO REGULADOR DE LA DOC RIOJA - Archivo

   "No puede ser que haya líneas de AVE atravesando y sangrando viñedos", ha creído

   LOGROÑO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El sociólogo, escritor y divulgador de la cultura del vino, Lluís Tolosa, ha creído que al enoturismo de Rioja le falta creérselo. "Nos lo tenemos que creer, eso nos pasa con el precio del vino y nos tiene que pasar con el precio del enoturismo", ha dicho.

Bajo el título 'Enoturismo: ¿Con qué? ¿para qué? ¿para quién? la Universidad de La Rioja, junto con el Aula Pedro Vivanco Cultura del Vino, ha organizado, desde hoy, un curso que ha contado con la participación del premio al Mejor Libro de Enoturismo del Mundo 2018 en los premios Gourmand World Awards.

   Tolosa, profesor de enoturismo y autor de 22 libros sobre vino y enoturismo, ha señalado que en La Rioja ya hay "bodegas, gastronomía, hoteles y casas rurales de altísimo nivel". "Lo que más nos falta es creérnoslo", ha dicho.

   A su juicio, "el enoturismo tiene que ser de un nivel medio alto" y, en este sentido, se ha referido a la Cata del Barrio de la Estación. "En la primera edición a treinta euros se llena; la segunda a cincuenta se llena; en la tercera se pone a cien euros para limitar y creérselo y se llena", ha relatado.

   También ha creído que en turismo las lógicas son del sector del turismo y, por tanto, en el vino, falta una adaptación, "porque es una gran oportunidad de creación de empleo", ha indicado.

   "Enoturismo es turismo y, por tanto, las lógicas son muy diferentes. Nos ha pasado no poder visitar una bodega en domingo y esa es una lógica del vino, no del turismo", ha afirmado al tiempo que ha visto potencial de creación de empleo con las bodegas abiertas más tiempo contratando más personal.

AVE Y TERRITORIO

   Con respecto a la llegada del AVE a La Rioja, y el rechazo que está generando por su impacto en el paisaje en La Rioja Alta, ha aseverado: "O nos creemos que somos el país con más viñedo del mundo, y que hay que defender el sector vitivinícola español, o vamos perdidos".

   A su juicio, "no puede ser que haya todo tipo de amenazas, polígonos industriales, parque eólicos, líneas eléctricas y de AVE, atravesando y sangrando viñedos".

   Así, ha creído que "hay que cuidar el paisaje, el territorio, y tener cuidado con los desarrollismos rápidos" porque "dejas una cicatriz en el territorio que, luego, no hay quién se recupere, y la gente de La Rioja Alta lleva más de cien años haciendo viñedo ahí".