Proyecto Hombre atendió en 2018 a 421 usuarios y 535 familias, mayoritariamente desde sus programas ambulatorios

Proyecto Hombre atendió en 2018 a 421 usuarios y 535 familias, mayoritariamente desde sus programas ambulatorios
PROYECTO HOMBRE
Publicado 22/05/2019 13:22:10CET

   LOGROÑO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

    Proyecto Hombre La Rioja cerró 2018 con una tendencia ascendente en su número de atenciones, tanto a usuarios como a familias, como viene ocurriendo los últimos años. En concreto, 421 usuarios fueron atendidos en sus diversos programas de tratamiento, casi un 75 por ciento más que en en 2013, cuando se prestó atención a 241 usuarios.

   Asimismo, también ha crecido notablemente la cifra de familias que ha recibido ayuda: 535 frente a las 483 de 2017 (un 11 por ciento más) o las 312 de 2013 (72 por ciento más). El número total de personas atendidas (que incluye a los usuarios y sus familiares) se cifró el pasado ejercicio en 1.408.

   "Es evidente que el problema de las adicciones no es el mismo que hace unas décadas; ha cambiado, pero sigue impactando de lleno en las personas y en su entorno. Personas que tienen una vida normalizada, con sus respectivas familias y un trabajo reconocido en la sociedad, pero que en un momento determinado se ven superadas por las consecuencias de su consumo. Nuestros programas responden ya a las nuevas necesidades, a estos nuevos perfiles. Para ellos nuestro mensaje es claro: no están solos, ni ellos ni sus familias, nuestra razón de ser es ayudarles", ha recalcado Luis Lleyda, presidente de Proyecto Hombre La Rioja.

SIN ABANDONAR SU ENTORNO

    Según el desglose de usuarios atendidos en los diferentes programas de tratamiento en 2018, los diversos programas ambulatorios recogen el mayor número de usuarios (191) y son los que han crecido más en el último año. "Estos programas se adaptan totalmente a las necesidades y condiciones de vida de cada usuario para que puedan realizarlo sin abandonar su entorno familiar, social o laboral, evitando así los inconvenientes del programa residencial, igualmente necesario, pero indicado para personas con otras necesidades", ha explicado Lleyda.

   Los programas ambulatorios se desarrollan en base a sesiones individuales y/o grupos de autoayuda (cuidando la perspectiva de género con grupos específicos de mujeres), con la intervención siempre de uno o varios profesionales. "Contamos con programas ambulatorios específicos para padres con hijos adolescentes, en lo que denominamos encuentro familiar, y otros dispositivos específicos para las parejas de nuestros usuarios. Asimismo, con el programa ambulatorio de Patología Dual hemos realizado un esfuerzo importante para atender a las personas que padecen problemas de salud mental además de su adicción. En la actualidad, trabajamos en red con el SERIS", ha expuesto David García, director de Proyecto Hombre La Rioja.

   En el resto de los programas, se atendió a 72 personas en la Comunidad Terapéutica, 45 en el 'Programa de menores con responsabilidad penal', 41 en el 'Programa de atención en el Centro Penitenciario de Logroño', 39 en el 'Programa de reinserción social' y 33 en el 'Proyecto Joven'. Además, Proyecto Hombre La Rioja desarrolla acciones de prevención y sensibilización. En total, 844 personas participaron en 2018 en iniciativas de este tipo.

HOMBRE JOVEN Y CONSUMIDOR DE SUSTANCIAS 'NORMALIZADAS'

   El perfil de los usuarios que han recibido tratamiento en Proyecto Hombre La Rioja es: mayoritariamente hombre (86 por ciento), consumidor de sustancias 'normalizadas' y cada vez más joven. En este sentido, destaca el rango de edad de más de 40 años (36 por ciento), pero el 54 por ciento del total se sitúa entre los 21 y los 40 años, con problemas de adicción principalmente a sustancias 'normalizadas' como el alcohol (26 por ciento) y el THC o cannabis (28).

   Los estimulantes en general (27 por ciento) y la cocaína en particular (16 por ciento) siguen estando presentes también en gran medida. Es importante resaltar en este punto el aumento del THC (cannabis) como adicción principal de las personas tratadas. En los últimos seis años ha pasado de representar el 18 por ciento al 28 por ciento.

   Los usuarios actualmente son personas con un entorno estructurado y normalizado, una familia y un trabajo. También presentan un entorno estructurado las familias que acuden a la entidad en busca de orientación para afrontar conductas desadaptativas de sus hijos o hijas jóvenes, tanto en lo que tiene que ver con el consumo de sustancias como el abuso de las nuevas tecnologías (videojuegos, apuestas, póker online) u otra serie de problemáticas que necesitan una intervención temprana, aunque no se hayan convertido aún en una adicción.

"Hemos atendido a 20 personas con problemas de adicción sin sustancia, lo que representa un 5 por ciento del total, superando a los usuarios que han venido con problemas con la heroína (3 por ciento)", ha advertido David García.

   Por ello, desde hace años la entidad desarrolla una intensa estrategia de prevención. Durante este tiempo, ha impartido formación a profesores y ha realizado charlas y actos de sensibilización en el entorno familiar, escolar y laboral. "Es fundamental construir una red de agentes preventivos que ayude a evitar, frenar o retrasar la edad de inicio del consumo de drogas", ha recalcado el director de Proyecto Hombre La Rioja.

COLECTA DIOCESANA DE AYUDA A PROYECTO HOMBRE

   El crecimiento constante, año tras año, del número de atenciones exige un mayor esfuerzo a Proyecto Hombre La Rioja. Para ello la entidad cuenta con el apoyo de instituciones y empresas como el Gobierno de La Rioja (casi 241.000 euros), el Ayuntamiento de Logroño (28.500 euros), el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (17.218 euros) o Naturhouse (30.000 euros).

   No obstante, los donativos y las cuotas de los socios (casi 218.000 euros) y la aportación de Cáritas Diocesana de La Rioja (casi 36.000 euros) siguen siendo un soporte fundamental. En esta línea, este domingo 26 de mayo, se celebrará la tradicional Jornada Diocesana de Ayuda a Proyecto Hombre La Rioja. Durante este día las parroquias riojanas realizarán una campaña informativa para difundir su labor y una colecta para propiciar un espacio donde desarrollar la solidaridad y poder canalizar ayudas económicas que contribuyan a su sostenimiento. En 2018 se recaudaron 21.367,09 euros en esta colecta.

Contador