Publicado 02/08/2020 18:26:58 +02:00CET

La Rioja, la cuarta autonomía donde menos se ha reducido la oferta de empleo durante el estado de alarma, un 57,1%

Un camarero protegido con mascarilla atiende a una mesa de una de las terrazas abiertas en el Parque de El Retiro durante el cuarto día de la Fase 1 en Madrid
Un camarero protegido con mascarilla atiende a una mesa de una de las terrazas abiertas en el Parque de El Retiro durante el cuarto día de la Fase 1 en Madrid - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

LOGROÑO, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Rioja es la cuarta autonomía donde menos se ha reducido la oferta de empleo durante el estado de alarma, un 57,1%, según el XXIII edición del Informe Infoempleo Adecco: Oferta y Demanda de Empleo en España.

En 2019, la oferta de empleo había experimentado un incremento de un 10,2% con respecto al ejercicio anterior en toda España, encadenando con ello siete ejercicios consecutivos de aumentos. Los efectos de la pandemia, sin embargo, se han dejado notar con gran virulencia pues durante los dos meses posteriores a la entrada en vigor del estado de alarma el pasado 15 de marzo, la capacidad de las empresas de generar ofertas se redujo un 70%.

En el caso de La Rioja (que en 2019 había mejorado un 9% su aportación a la oferta de empleo nacional), la reducción de su oferta ha sido menor que la registrada de media en todo el país al decrecer el volumen de vacantes en un 57,1% durante ese periodo, convirtiéndose en la cuarta autonomía donde menos se han reducido las vacantes disponibles. Aun así, de registrar 2.260 ofertas entre el 15 de marzo y el 15 de mayo de 2019, este año en el mismo periodo apenas ha registrado 970.

Por sectores, los más perjudicados por la reducción de las ofertas durante estos meses han sido la hostelería y el turismo (-90,2%), consultoría (-87,9%) y la industria del automóvil (-85,4%). Por el contrario, en empresas de mensajería las vacantes crecieron más de un 150% interanual.

Las repercusiones económicas derivadas de la crisis sanitaria (59,5%), el estado general de la economía (38,7%) y la incertidumbre política (27,3%) son las dificultades a las que más temen las empresas en el actual contexto laboral, un escenario muy diferente del que se vivía en febrero de 2020, cuando sus principales reclamos eran el desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles (41,5%) y la escasez (35,3%) y retención (27,5%) de talento.

Las empresas españolas consiguen el aprobado en su respuesta a la crisis sanitaria, tanto desde la parte corporativa como por parte de los trabajadores. Aun así, el 35% de las organizaciones se han visto obligadas a paralizar su actividad por completo durante el estado de alarma, y el 55,6% ha realizado despidos en los últimos tres meses. El más frecuente ha sido el procedente (42,9%).

El 61,3% de las empresas encuestadas se había acogido a algún ERTE antes de junio de 2020. Pero el 20,3% de los profesionales afectados asegura que las empresas no han cumplido las condiciones pactadas en sus ERTEs.

Excluidas las empresas cuya naturaleza no permite el trabajo a distancia, el 48,8% de las compañías asegura que seguirá facilitando el teletrabajo en la nueva normalidad. El 42,1% lo hará según las necesidades de la empresa y el 17,4%, siempre que el trabajador quiera.

Ni empresas ni profesionales se muestran optimistas con la evolución de la economía española para los próximos seis meses, valorando con menos de un 5 sobre 10 su comportamiento en la segunda mitad del año. Para 2021, sin embargo, las expectativas mejoran notablemente, con puntaciones que rondan el 6 sobre 10 en todos los colectivos encuestados.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Irene Rosales muestra las consecuencias de su fatídica caída en Cantora

  2. 2

    La solución de Abascal ante los 'okupas': "Hay que sacarles de una patada en el culo el mismo día"

  3. 3

    Muere a los 23 años Daisy Coleman, protagonista del documental de Netflix Audrie y Daisy

  4. 4

    Enrique Ponce sufre una cogida de toro en el Puerto de Santa María

  5. 5

    Las fotografías más apasionadas de Enrique Ponce y Ana Soria