Ruiz Tutor destaca la respuesta "rápida" ante los reventones de tuberías, por cambios de presión y "fatiga" del material

Imagen de uno de los episodios de reventón de tuberías
EUROPA PRESS
Publicado 14/01/2019 13:19:27CET

   LOGROÑO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Logroño, Jesús Ruiz Tutor, ha destacado este lunes la respuesta "rápida" y "coordinada" ante los cinco reventones de tuberías que ocurrieron este pasado viernes y sábado en varias zonas de la ciudad, y que se debieron principalmente, ha dicho a "cambios y desequilibrios" en la presión del agua en la red y a la propia "fatiga" del material.

   En una rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por el responsable técnico del Area de Abastecimiento de Aguas del Consistorio logroñés, Vicente Iburo, Ruiz Tutor ha recordado que el primer suceso ocurrió pasado el mediodía del viernes, en la calle Ramírez de Velasco, en la zona oeste.

   Un reventón que, dada la hora en la que se produjo, estaba solucionado para las 18 horas, pero que fue el origen del resto de casos, ocurridos en Vara de Rey, Beratúa -en dos zonas- y Lardero, el mismo viernes por la tarde, y, ya entrada la noche, en torno a las 23 horas, en la calle Valcuerna.

   Todo ello, debido, como ha dicho el edil, "a modificaciones en la presión del agua" que condujeron "a desequilibrios en la red" de abastecimiento. "Puede parecer aparatoso, pero, por experiencia, son casos que ocurren, y más cuando se tienen 443 kilómetros de tubería por toda la ciudad", ha asegurado Ruiz Tutor.

   En total, en los cinco reventones intervinieron más de treinta funcionarios y personal de empresas. El tiempo de respuesta medio (desde el aviso a la llegada de la patrulla) de Policía Local fue de 1,30 minutos; el de Bomberos de 9 minutos y el control de la fuga por parte de los técnicos y operarios del Servicio de Aguas de doce minutos aproximadamente.

   "En escasos minutos se controló la situación y en pocas horas se pudo reestablecer el suministro para vecinos y comercios. A pesar de ser fin de semana y ser necesaria la intervención de personal que estaba fuera de servicio, el protocolo ante estas incidencias funcionó correctamente", ha dicho el concejal.

   Para Ruiz Tutor, entre lo "negativo", evidentemente, la afección a las personas y a los establecimientos "que se quedaron sin agua, aunque se intentó en todo momento que fuera el menor tiempo posible". Y también hay una parte positiva, "que se ha puesto de manifiesto la excelente respuesta de los servicios públicos".

   En el primer caso, el de Ramírez de Velasco, la reparación se produjo en la misma jornada, al ocurrir el incidente por la mañana. El resto, al ser por la tarde o noche, "lo que se hizo fue cerrar el abastecimiento de agua", lo que se hizo de forma inmediata "en cuanto se localizó la fuga", para luego "proceder a la reparación al día siguiente", como ha detallado Iburo.

   Ruiz Tutor ha incidido en que, a lo largo de esta semana, "se continuarán con las reparaciones y revisiones", tanto en la calzada como en las aceras, así como en locales afectados. Mientras, ha llamado a todos los que hayan tenido daños, a los que ha pedido disculpas, a "hacer un parte con las afecciones sufridas para que el Ayuntamiento pueda asumir los costes".

LA SECUENCIA.

   En concreto, en Ramírez de Velasco el reventón se produjo a las 13,10 horas, reponiendo el suministro para las 18 horas. Por la tarde surgieron los problemas en Vara de Rey (a las 19,30 horas), en dos pequeñas zonas de Beratúa (22,45 y 24 horas) y Lardero (a las 23,30 horas). Los vecinos de estas últimas zonas recuperaron el servicio en la mañana del sábado.

   Con posterioridad, en la noche de ese día, se produjo una afección de escasa entidad a la altura de la calle Valcuerna (23 horas), reponiéndose el servicio a primera hora del domingo.

   Como ha señalado Ruiz Tutor, "debo dar las gracias a todos los técnicos y trabajadores municipales y de empresas contratadas, y felicitarnos por la agilidad y eficacia en la respuesta".

   A ello ha sumado que "también la alcaldesa y los concejales del equipo de Gobierno han estado en permanente contacto con los vecinos y comerciantes de las zonas afectadas, visitando estas calles y controlando la evolución de las intervenciones a fin de resolver dudas y problemas generados en algún portal y local comercial".

   Como ha apuntado Vicente Iburo, tras la avería de Ramírez de Velasco, los técnicos apuntan a un efecto denominado "golpe de ariete" que se sustenta en un cambio en la presión del agua "que, junto a la bajada de las temperaturas que ocasiona cierres en la red ante el peligro de heladas, posiblemente generó una burbuja de aire y sobrepresión en algunos puntos, extendiendo el problema a lo largo de la canalización".

   En todo caso, para Ruiz Tutor, "se trata de una avería en una red de 443 kilómetros que abarca toda la ciudad". "Su funcionamiento está monitorizado y controlado en todo momento, lo que nos permite actuar con rapidez para solucionar los problemas que inevitablemente a veces surgen, como ocurre en cualquier casa", ha señalado Ruiz Tutor.

   El edil ha apuntado que, del total de la red, "el 70 por ciento es tubería moderna de fundición", y ha recalcado que "no hay en la ciudad tuberías antiguas de fibrocemento", al tiempo que ha señalado a las juntas o cruces entre las tuberías como los lugares "donde hay más afecciones".

   Con todo, tanto Ruiz Tutor como Iburo han apuntado que "parece que este episodio ya ha finalizado", después de que entre el domingo y este lunes no haya ocurrido nada más porque "el sistema se va autorregulando", aunque tampoco han descartado del todo que pueda producirse alguna réplica "residual".

   "Averías va a haber siempre -ha concluido el concejal- no hay más que recordar la del día 1 de agosto en la calle Vitoria, que fue muy complicada. Pero los logroñeses pueden estar tranquilos, porque el tema ha podido parecer aparatoso, pero la respuesta fue excelente, transmitida con transparencia y tranquilidad, y se actuó para que el agua se repusiera en el menor tiempo posible".

Contador