UGT y USO denuncian los impagos y el riesgo físico de trabajadores de 'NISA

Publicado 23/03/2015 11:48:07CET

LOGROÑO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

UGT y USO han denunciado, a través de una nota de prensa, la situación laboral en la que se encuentran los trabajadores del Centro Especial de Empleo 'Manufacturas NISA', "afrontando constantemente el retraso en el pago de sus nóminas y acumulando una deuda aproximada al salario mensual durante los últimos dos años". La empresa cuenta con 60 trabajadores y se dedica a fabricar componentes de automoción.

Pese a ser un Centro especial de Empleo, los trabajadores denuncian que "soportan una carga de trabajo similar o incluso superior a la media de cualquier empresa de la Industria Química pero con un agravante más: al ser un Centro especial debería contar con una evaluación de riesgos acorde a la minusvalía de cada trabajador y sin embargo no están adaptados los puestos a esas particularidades".

Por otro lado, los trabajadores denuncian que se encuentran desarrollando su labor "en situación de grave riesgo físico" por el "hacinamiento excesivo de materiales en zonas no aptas así como de escaso espacio para desarrollar adecuadamente su trabajo, lo que puede conllevar inminentes accidentes laborales; una situación reiteradamente comunicada ante la Inspección de Trabajo por parte de los delegados de prevención".

Sin embargo, la Inspección de Trabajo se ha limitado a informar de un "defecto de forma en la comunicación de estas irregularidades en lugar de actuar ante una situación de posible riesgo de accidente laboral para los trabajadores". En cualquier caso, los delegados de prevención continuarán insistiendo en esta situación de riesgo que "debería abordarse con mayor celeridad si cabe dadas las características del Centro especial".

Resulta "indecente" llegar a esa situación cuando los trabajadores junto con UGT y USO han demostrado a lo largo de estos últimos años total "voluntad en la resolución de todos los problemas planteados; y sin embargo la empresa no corresponde con esta buena voluntad sino que les aboca a una situación de peligrosidad física y riesgo psicológico".

Cabe recordar que, como Centro Especial de Empleo, recibe una "aportación económica por parte de la Administración, por lo que resulta inconcebible que en la práctica la Administración termine abocando a estos trabajadores a una situación de total indefensión, máxime cuando no escatima oportunidades para recordar que La Rioja es un ejemplo de integración y reinserción de las personas con discapacidades".

Para leer más