Unidad ante la violencia de género, clamor en la concentracion mensual en la Plaza del Ayuntamiento

Publicado 07/02/2019 14:17:52CET
Imagen de la concentración
EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La unidad ante la violencia de género, "porque si una por una somos fuertes, unidas somos más fuertes", ha sido el clamor que ha sonado este mediodía en la Plaza del Ayuntamiento de Logroño, en la habitual concentración contra la violencia machista que, cada primer jueves de mes, convoca la Mesa de la Mujer.

   Contando en esta ocasión con mujeres y hombres de la Asociación Mundo Inmigrante (AMIN), la concentración ha comenzado con las palabras de la concejal de Familia, Paloma Corres, quien ha apuntado "la repulsa total de la sociedad logroñesa ante una lacra que afecta a todos, que no conoce nacionalidad, color, procedencia o idioma".

   Ha destacado, igualmente, la "valentía" de las mujeres migrantes que "se encuentran con una doble barrera, y, muchas veces, con una doble discriminación". Algo en lo que, por parte de AMIN, ha insistido una de sus portavoces, Judith, quien ha lamentado que "en 2019, se sigue produciendo al menos una víctima cada semana".

   "Muchas mujeres se sienten perdidas, metidas en un pozo del que no saben cómo salir, se sienten solas. Y más, las mujeres migrantes que tienen a veces más dificultades para salir de una situación de violencia, porque están en un entorno desconocido, tienen la barrera del idioma y hasta carecen de una red social de apoyo", ha afirmado.

   Por eso, ha apostado por "decirles que pueden salir de esto, reconstruir sus vidas y ser felices", partiendo de que "la unión hace la fuerza, cada mujer es un tesoro, es importante, valiente y fuerte en sí misma, pero no están solas, porque todas hablamos el mismo idioma, el de la justicia, la igualdad y el rechazo a la violencia".

   Acto seguido, han intervenido algunos representantes de la Asociación, como Bibi y Karina, de Marruecos; Valentina de Moldavia; Nora de Venezuela; o Diego de España, todos ellos con el mismo mensaje: "juntos somos mucho más fuertes". La concentración ha finalizado con el habitual minuto de silencio, en recuerdo de las siete mujeres asesinadas y tres menores huérfanos registrados hasta el pasado día 4 de febrero.