Actualizado 01/12/2015 14:35 CET

La UNIR tendrá acabada para marzo la obra de su nueva sede en Logroño

VISITA ALCALDESA A LA NUEVA SEDE UNIR
EUROPA PRESS/UNIR

   LOGROÑO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) tendrá acabada para el próximo mes de marzo de 2016 la obra del edificio de su nueva sede en Logroño, que unificará todos sus servicios y que está situado en un "edificio singular y que esperamos que sea emblemático" en el número 137 de la Avenida de la Paz.

   Como ha explicado a Europa Press el secretario general de la UNIR, Mariano Vivancos, los trabajos, que esta mañana han visitado la alcaldesa de Logroño Cuca Gamarra y el consejero de Educación, Abel Bayo, "van correctamente, con la entrega prevista alrededor del mes de marzo". En la visita les ha acompañado el rector de la UNIR, José María Vázquez, entre otros.

   "Se han superado algunos escollos que se han encontrado en el camino, y que nos habían demorado un poco, y ahora van todos en la fecha prevista", ha asegurado el secretario general del centro universitario, que, como ha recordado, en este momento contaba con sus sedes repartidas "en cinco o seis puntos de la ciudad".

   Una situación "que dificultaba en alguna manera" el desarrollo de las actuaciones de la UNIR y que ahora, al unificarse en un único espacio "nos facilitará las sinergias internas". A ello ha sumado que "estará integrado en la zona universitaria", al encontrarse ubicado justo al lado del campus de la Universidad de La Rioja (UR).

   Está previsto que, por el momento, junto con todas las titulaciones con las que cuenta la Universidad, se trasladen al nuevo edificio en torno a 350 trabajadores, "y contamos con la posibilidad de ampliar espacio para albergar a otros 200 más", ha subrayado Vivancos.

   Ha resaltado que se va a tratar de "un edificio inteligente y sostenible en lo medioambiental", con espacios abiertos, en los que "todos los trabajadores, por ejemplo, van a contar con luz natural". Se ha aprovechado la estructura básica del antiguo edificio, ocupado por Fernández Mueblistas, "por lo que ha sido casi más una rehabilitación que una obra nueva".

   Vivancos ha incidido en el aspecto exterior del edificio, con lamas de color metálico "que le van a dar un aspecto singular y emblemático", sin que, en ningún momento, se deje de contar con espacio diáfanos. Incluso se va a reservar un espacio "en una fase de la obra no finalizada para posibles futuras ampliaciones del edificio".

   El edificio contará con una superficie de unos 5.000 metros cuadrados, distribuidos en seis plantas, contando con un presupuesto de licitación superior a los cuatro millones de euros.

Para leer más