UPyD reactiva en Lardero su grupo de trabajo para las municipales con la concejal Raquel Cabrera al frente

Ayuntamiento de Lardero
AYUNTAMIENTO DE LARDERO - Archivo
Publicado 23/10/2018 10:01:45CET

   Acusan a su exconcejal Pietro Chesús Alvero de "servirse" de la "notoriedad" de su concejalia para "promocionarse"

   LOGROÑO, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

   UPyD ha señalado que, tras la dimisión de Pietro Chesús Alvero - ahora coordinador de Ciudadanos en el municipio- han reactivado el grupo de trabajo de la formación de cara a las municipales de mayo, con la concejal Raquel Cabrera al frente.

   El partido político ha recordado que logró casi el 11 por ciento de los apoyos en los anteriores comicios, si bien una vez que se celebraron las elecciones el grupo "se había disuelto por el comportamiento del concejal Alvero". Dicen que éste fue "personalista" y se "sirvió de la notoriedad de su cargo para su propia promoción y la de sus intereses "apartándose de los principios que habían llevado a esa formación a conseguir esta concejalía: trabajo y transparencia".

   Por ello, han señalado que "el grupo se disolvió ante lo que consideró como una traición a su trabajo, una actitud prepotente y una persecución de los intereses propios por encima de los de la agrupación que representaba y de los de los ciudadanos de Lardero". El último giro que ha dado "solo viene a confirmar que está más interesado en colocarse en alguna formación que en hacer su trabajo en el Ayuntamiento".

   Desde que se anunciara la dimisión de Alvero como concejal, los antiguos integrantes del grupo de trabajo, que "se mantenía atento a los devenires de la política municipal de Lardero, han comenzado a retomar la actividad". Esta reanudación "ya se había producido, aunque más tímidamente, cuando el mismo concejal anunció en abril de este mismo año, que dejaba el grupo municipal de UPyD aunque conservando el acta. Cuando fue informado por el Ayuntamiento, de que ese abandono de unas siglas supondría que dejaría de percibir la asignación de grupo municipal, se retractó". Por esa razón ha aguantado bajo las siglas de UPyD, "hasta que hace unos días ha presentado su dimisión para poder irse a otro partido donde poder colocarse de cara a las próximas elecciones".

   Una vez formalizada su dimisión, esta vez sí "con carácter irrevocable, el grupo de trabajo ha retomado el espíritu que lo alentó durante la campaña electoral y que le llevó a conseguir influir en el debate municipal introduciendo en él, entre otras cuestiones, los problemas de las nuevas zonas del municipio, que hasta entonces pasaban desapercibidas". En la actualidad cuenta ya con 32 miembros, a pesar de los pocos días que han trascurrido desde la dimisión del anterior concejal, y "aspira a renovar el impulso con el que se presentó a las elecciones".

   Este grupo de trabajo, liderado por la que será la nueva concejala en el Ayuntamiento, Raquel Cabrera, vecina de Lardero, "intentará aprovechar el tiempo que queda hasta final de legislatura para recuperar parte del tiempo perdido por el anterior concejal, y desarrollar algunas de las iniciativas que puedan redundar en beneficio de los vecinos".

Contador