Publicado 16/06/2020 13:39:13 +02:00CET

La incertidumbre de este año en la EvAU puede aumentar la ansiedad de los alumnos, según expertos

Consejos para afrontar la EvAU según la Universidad CEU San Pablo
Consejos para afrontar la EvAU según la Universidad CEU San Pablo - UNIVERSIDAD CEU SAN PABLO

   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La incertidumbre de este año en la EvAU puede llevar a los alumnos a sufrir niveles muy elevados de ansiedad, según investigaciones realizadas por varios psicólogos, entre ellos el profesor de la Universidad CEU San Pablo Fernando Miralles, que considera que, debido a los cambios de última hora en la normativa del examen, los alumnos que este curso se presentan a esta prueba pueden sufrir niveles de ansiedad superiores a los de cursos anteriores.

   Como indica Miralles, en condiciones normales, los estudiantes se enfrentan a numerosos exámenes de diferentes materias. Muchas veces, estas pruebas generan en el alumno un estrés y un nerviosismo que les impide obtener su mayor rendimiento académico. Así, los alumnos afectados con problemas de ansiedad en exámenes suelen estar entre el 15% y el 25%.

   No obstante, según el doctor Miralles, este curso es previsible que se incrementen estos baremos al estar sufriendo los 217.000 alumnos que se presentan a la EvAU una gran incertidumbre, ya que hasta hace unos días no se ha sabido el lugar donde van a realizar el examen.

   También añade que ha habido cierto desconcierto con el temario final que entraba para la EvAU, sumado a que los jóvenes en tres días se pueden llegar a jugar la carrera que desean hacer, lo que les puede crear un nivel muy elevado de ansiedad cuyos síntomas más frecuentes son irritabilidad, susceptibilidad, mal humor, insomnio, algún malestar físico, aparición de pensamientos negativos, miedo al fracaso y a "quedarse en blanco".

   Por ello, antes del examen, aconseja adaptar la habitación y estudiar en el salón si es posible para no estar siempre metido en el mismo sitio; llevar la agenda organizada para saber qué repasar en cada momento; empezar estudiando las asignaturas menos atractivas o que peor se den para estar menos cansado que si se estudian al final del día; estudiar con una buena técnica (lectura rápida, lectura comprensiva, subrayado, esquema/resumen, reglas nemotécnicas y memoria fotográfica) y realizar alguna técnica de relajación antes de acostarse.

   También pide recordar siempre el apoyo incondicional de padres, familiares, amigos y profesores; llevar una vida saludable; intentar dormir lo suficiente, no hacer comidas copiosas ni beber alcohol; intentar conseguir información sobre exámenes de años anteriores pues suelen estar en Internet para hacer simulacros de la prueba; y realizar una visita online días antes del examen al lugar donde va a ser la EvAU para evitar miedos infundados y sorpresas de última hora.

   El día del examen, antes de la prueba, para dormir tranquilo y que no haya sorpresas negativas de última hora, aconseja dejar preparado todo el material necesario para el examen antes de acostarse; e ir con tiempo al lugar del examen, y si puede ser, en transporte público ya que el día de la prueba, muchos padres llevan a sus hijos en coche y se generan grandes atascos que pueden incrementar la ansiedad.

   También recomienda desayunar bien, llevar agua y algo sólido por si la prueba o el tiempo de espera se alarga; evitar un último repaso en profundidad, puesto que esa información ya está almacenada en la memoria; no comentar el temario con los amigo y evitar hablar con amigos que estén muy nerviosos, ya que pueden transmitir su intranquilidad y, en caso de estar nervioso, respirar con el abdomen.

   Durante la realización de la prueba, aconseja leer todas las preguntas y, si hay alguna que no se entiende bien, consultar al examinador; comenzar el examen por la pregunta que mejor se sepa; llevar un reloj y controlar el tiempo que queda de examen; exponer cada idea en un párrafo y subrayar las más importantes; intentar dejar algo de tiempo para repasar; y respirar despacio y escribir en un folio 15 palabras que empiecen por la misma letra en caso de ponerse nervioso, para desconectar un momento del examen y volver en pocos minutos a estar concentrado.

   Por último, después del examen, Miralles recomienda celebrar que la prueba ha finalizado y que lo normal es que haber aprobado pues, como señala, suspenden la EvAU menos de un 3% de los alumnos que se presentan y, en cualquier caso, en septiembre vuelve a haber otra oportunidad con el mismo temario y el mismo tiempo para hacerlo.

Para leer más