Actualizado 14/01/2009 19:43 CET

Unas 200 personas se manifiestan frente a los terrenos de la antigua Valle del Oro para reivindicar una escuela pública

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas, según los convocantes, se manifestaron hoy frente a los terrenos vacíos de la antigua escuela infantil Valle del Oro, en el distrito de Carabanchel, para exigir a la Comunidad de Madrid que en dicho suelo construya un centro con las mismas características que antes, es decir, de titularidad pública.

Precisamente, el Gobierno regional ha asegurado esta semana que en estos momentos se encuentran en trámites con el Ayuntamiento de Madrid para conseguir la licencia de construcción, y que entre los proyectos de la Comunidad, está el construir otra nueva escuela pública en dicho solar.

En un acto muy emotivo, con velas y, sobre todo, con gente cercana, los afectados han recordado los momentos que vivieron hace justo un año cuando, en las mismas circunstancias, los padres y profesores se manifestaron en contra del derribo de esta escuela, que según la Comunidad, estaba en ruinas y era un peligro para la seguridad de los pequeños.

Entre los asistentes, antiguas profesoras de la escuela que ahora imparten clase en otros centros, vecinos del barrio de Opañel, compañeros de otros centros y en representación de todos, la Junta de Portavoces de Escuelas Infantiles y Casas de Niños Plataforma 0-6 años.

También estuvo, como en todas las ocasiones, la diputada regional y portavoz de IU en la Comisión de Educación, Eulalia Vaquero, que indicó a Europa Press que aunque la consejera de Educación, Lucía Figar, ha anunciado la construcción de esta escuela, se trata de una oferta "muy ambigua" y "llena de incertidumbres".

"Lo que ahora pedimos a Figar es que concrete su oferta, queremos saber cuándo se va a construir y qué modelo de escuela va a ser porque lo que queremos es el mismo modelo de gestión que la antigua Valle del Oro, que formaba parte de un servicio indispensable para el barrio, que ahora se ha quedado sin ninguna escuela infantil.

Además, criticó que el argumento de "peligro inminente" que dio la Comunidad para demoler el edificio no ha sido efectivo puesto que la escuela ha estado en pie diez meses antes de ser derribada. "Tenemos la exigencia inmediata de que concrete puntos", concluyó.

Los niños que estaban en Valle del Oro fueron trasladados a la misma escuela infantil, Cinco Lobitos, también en Carabanchel, situada a siete kilómetros del primer centro, a pesar de que los padres sugirieron que se instalaran aulas prefabricadas en el patio para que los alumnos pudieran seguir con los mismos profesores mientras duraran las obras.

Durante todo este año ha estado inutilizada, ha tenido varios intentos de ocupación, han robado el material que quedó abandonado e incluso ha sufrido un incendio. De hecho, los restos ennegrecidos todavía se podían ver entre los cascotes antes de la demolición.

OTROS DECRETOS

Así, entre las reivindicaciones de los asistentes, continúan la exigencia de un decreto de mínimos específico para la Red Pública que "le devuelva la calidad y condiciones que ha tenido desde su creación en 1987 hasta marzo del 2008 en que se aprueba el decreto de mínimos que empeora la calidad en los centros".

"También estamos en contra de la privatización de la Red Pública, y pedimos por la derogación del decreto de elección de directores, ya que reclamamos la participación de los claustros y las familias en la elección", apuntan desde la Junta de Portavoces, que exigen también la derogación del decreto de financiación al considerarlo "injusto y antisocial".