Actualizado 16/05/2007 00:34 CET

27-M.- Sebastián se sube al escenario en Entrevías y felicita las fiestas asegurando volver en 2008 "como alcalde"

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, se subió hoy al escenario de la fiesta popular que la Agrupación Socialista de Entrevías organiza cada año con motivo del 15 de mayo y, tras felicitar a todos los madrileños las fiestas, aseguró "volver el año que viene como alcalde".

Sebastián, al que se le pudo ver esta mañana paseando y bailando el chotis por la pradera de San Isidro, acabó este día festivo con los vecinos del vallecano barrio de Entrevías donde también bailó, esta vez al ritmo que marcaba la Orquesta Fénix que, según dijo el socialista, "suena mucho mejor que la Pantoja".

Tras recordar la frase de Tierno Galván acerca de que "una ciudad sin fiestas no es nada", el aspirante a alcalde se comprometió a "recuperar las fiestas populares para Madrid" y se dirigió a "a quienes les dan miedo las fiestas en la calle" para indicarles que son "un lugar de disfrute y encuentro".

Sebastián explicó que en su primera salida como candidato visitó la Agrupación Socialista de Entrevías y que allí le invitaron a asistir a la fiesta del 15 de mayo. "He cumplido y estoy encantado de estar aquí", afirmó el cabeza de lista del PSOE, quien añadió que "es una pena que el PP llame perdedores a los barrios del sur". "Para nosotros no hay barrios de perdedores ni barrios de ganadores", afirmó.

Presentado por el secretario general de la agrupación de Entrevías, Juan Carlos Nicolás, como "Miguel Sebastián, un amigo", el candidato subió al escenario avisando de que no iba a hacer un mitin político "porque es fiesta y hay que celebrarlas". "Y para aquellos que dicen que las fiestas son algo antiguo, les digo que antiguo es mentir a la gente y no cumplir las promesas", aseguró el socialista señalando al actual alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Sebastián acabó su primer día de San Isidro como candidato repartiendo besos entre los vecinos y firmando autógrafos entre los simpatizantes que, refiriéndose a él como "alcalde", le animaban a ganar las próximas elecciones con la frase. "A por ellos".