Acc.Barajas.- Fomento facilitó a las TV la conversación sobre el cambio del avión para aclarar una mala interpretación

Actualizado 29/09/2008 16:47:55 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director de Comunicación del Ministerio de Fomento, Antonio Fernández, aseguró hoy que facilitó personalmente a las televisiones la grabación de la conversación entre el responsable de operaciones de Spanair y el jefe de operaciones de Madrid-Barajas, que revelaba que la compañía planteó un cambio de matrícula para sustituir el avión accidentado, para aclarar las malas interpretaciones que habían llevado a cabo los propios medios durante el día anterior sobre la comparecencia de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Fernández, que participó en un debate sobre el tratamiento informativo que se ha dado en los medios españoles al accidente del JK5022, recordó que el pasado 29 de agosto, cuando la ministra compareció para hablar del incidente, señaló que se habló de la posibilidad de cambiar el avión "como un procedimiento habitual que no prejuzga nada" y sin embargo, los medios titularon al día siguiente como que Fomento culpaba a Spanair de no haber prevenido el accidente con dicho cambio.

Así, insistió en que Álvarez, para aclarar estas declaraciones que causaron el "revuelo" entre los medios asistentes", incidió, tanto en su primera comparecencia, como en la réplica y en la contrarréplica, en destacar que la solicitud del cambio de avión era "algo habitual". "De lo que se dijo a la interpretación que se hace hay diferencia", añadió Fernández.

Asimismo, relató que al día siguiente, ante lo publicado en todos los medios, Spanair sacó un comunicado en el que aseguraba que no se pensó en cambiar el avión "en ningún momento", y que los periodistas interpretaron estas palabras como que "la compañía desmentía a Fomento". Ante esta situación de confusión, explicó el responsable de Comunicación del Ministerio, se vieron obligados a pasar la grabación a las televisiones para aclarar lo ocurrido.

Es más, según Fernández, no se trata de ninguna filtración puesto que la grabación no forma parte de la investigación del caso sino que pertenece "al funcionamiento de operaciones del Aeropuerto de Barajas". De hecho, en la grabación se escucha cómo desde Spanair se solicita un cambio de matrícula --la EC-HFS por la EC-HFP de la aeronave accidentada-- e incluso se trata con el Centro de Gestión Aeroportuaria (CGA) la posibilidad de habilitar un cambio de puerta, para que pueda desembarcar el pasaje.

CONSULTA AL ESTADO

En este sentido, Fernández indicó que consultó con la Abogacía del Estado si esta información era confidencial, y desde allí, le respondieron que sólo se podía trasladar a los medios si se cumplían una serie de "requisitos", como que las cintas no incidieran en ningún momento en la investigación posterior o que no se divulguen los datos personales de los implicados en la grabación.

En cuanto a este último dato, Fernández explicó que en la cinta se llegaron a cortar los tramos en los que salían los nombres de los "protagonistas" y aclaró que decidió proceder así porque otro de los requisitos que sí permitía el traspaso de la cinta era "corregir las condiciones que comprometen a la seguridad", y a su juicio, las declaraciones interpretadas en prensa de la ministra, así lo hacían.

Así, destacó que muchos medios le llamaron al Gabinete para preguntar si el comunicado de Spanair suponía que la ministra Álvarez "mentía", y que, ante esta situación, el mismo consideró que se podía poner en entredicho la seguridad de los aeropuertos de España, y que como opción, se encontró la de aclarar los hechos mediante la grabación que confirmaba lo dicho el día anterior por la responsable de Fomento.

Preguntado por si fue "oportunista" esta intervención, Fernández insistió en que ningún caso fue así y que sólo tomó la decisión cuando se habló de que la ministra podría haber mentido en el Congreso y cuando, "al final, iba a parecer que todos los aviones se caían". "Se quería demostrar que la seguridad estaba garantizada y que las cosas se habían hecho como se tenían que hacer, se hizo para que no pareciera lo que no era", añadió.