Publicado 22/06/2020 17:50:37 +02:00CET

La Aemet activa la primera alerta amarilla por calor de este año en la región

Un termómetro marca los 35 grados
Un termómetro marca los 35 grados - Joaquin Corchero - Europa Press - Archivo

La Consejería de Sanidad ha activado por primera vez este año la alerta de precaución por calor

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado hoy lunes la primera alerta amarilla por calor de este año en la Comunidad de Madrid debido por temperaturas máximas de hasta 36 grados esta tarde, hasta las 20 horas, en toda la región salvo el norte y el noroeste.

Las previsiones apuntan a que mañana martes las temperaturas aumentarán, por lo que la alerta amarilla continuará mañana de 14 a 20 horas por temperaturas de hasta 37 grados en la capital, corona metropolitana y las comarcas de Henares, Sur, Vegas y Oeste. De momento, el miércoles no hay avisos previstos por calor.

Ante ello, la Consejería de Sanidad ha activado por primera vez este año la alerta de precaución por calor, por lo que recuerda la importancia de mantener una hidratación adecuada mediante la ingesta de abundantes líquidos y el consumo de alimentos ricos en agua, como fruta o ensaladas. Las personas mayores deben beber al menos dos litros de agua al día, incluso sin tener sed. En general, es aconsejable no realizar ejercicio físico durante las horas más calurosas del día, procurando llevar prendas de tejidos naturales, ligeros y de colores claros.

Los expertos insisten en que nunca se deje a una persona en un vehículo expuesto al sol y que los ciudadanos estén pendientes de familiares, vecinos y personas vulnerables, especialmente si son personas que viven solas. Y recomienda que, en caso de que se esté tomando algún medicamento de manera habitual, se consulte con el médico o farmacéutico por si fuera necesario ajustar las dosis.

Ante emergencias causadas por el calor se recuerda que hay que contactar con el teléfono de Emergencias 112. Es la primera alerta que se activa esta temporada en el marco del Plan de Vigilancia de los Efectos de las Olas de Calor sobre la Salud, cuyo objetivo es reducir al máximo las consecuencias de las altas temperaturas en la salud de la población más vulnerable, como las personas mayores, la población infantil y los enfermos crónicos.

Contador

Para leer más