Afiliados del PP de Madrid que pedían primarias y cambios profundos tras la salida de Cifuentes se pasan a Vox

Sede del PP en la calle Génova
EUROPA PRESS
Publicado 04/11/2018 13:23:55CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un conocido grupo de afiliados al PP de Madrid que en los últimos meses han pedido al partido profundos cambios en su estrategia, más combate contra la corrupción y más democracia interna se han pasado en las últimas semanas a la formación derechista Vox, que está creciendo en la región tras el concurrido mitin de Vistalegre de hace un mes.

Así lo ha detallado a Europa Press el cabeza visible de este transvase de militantes, Rubén Olmeda, que hasta este martes llevaba 20 años en el Partido Popular. Este emprendedor encabezó hace unos meses una petición formal y también a través del portal Change.org dirigida a la cúpula de Génova para que convocara una congreso extraordinario en el PP de Madrid.

"Tenemos que decidir ya si queremos seguir en caída libre y sin líderes que den un paso al frente o cambiar definitivamente y que no nos sigan avergonzando. Llevo afiliado al Partido desde 1998, he colaborado siempre que se me ha pedido y he apoyado a los compañeros del País Vasco yendo en listas por Berango y por Bermeo. Estoy dedicando mi tiempo a pedir un Congreso Extraordinario en Madrid para que podamos elegir al líder que queremos, sin dedazos y con caras nuevas. Los 20 años de afiliación, el no haber ostentado cargos públicos y mi convicción en los principios y los valores democráticos que nos llevaron a ser la fuerza elegida por la mayoría de los españoles, me avalan para pedir este Congreso", decía Olmeda.

Tras esta solicitud recibió cientos de mensajes de afiliados que pensaban como él y más de mil firmas a su iniciativa. "Muchos afilados no se sienten representados por los que hablan en nuestro nombre, en nombre del Partido Popular. Es necesario y urgente hacer algo en Madrid, porque no se comunica nada, no se convence a nadie y no se frena la sangría de votos hacia otros partidos. Queremos votar, queremos democracia sin presiones y que se presente libremente quien quiera aportar su tiempo y sus ideas para construir un Partido Popular que se gane a pulso su credibilidad", añadía en su carta.

Pero, según ha explicado Olmeda Europa Press, la cúpula del PP no quieren hacer primarias para elegir al cabeza de lista a las elecciones autonómicas de mayo porque cree que el partido en Madrid "no está maduro", habida cuenta de la traumática salida de Cristina Cifuentes de la Presidencia regional y la situación actual, en el que hay una nueva dirección regional sin apenas miembros del Gobierno regional. "En el PP ahora se fían de las encuestas internas pero no quieren las primarias", ha señalado el líder del grupo que se ha afiliado a Vox.

Esta circunstancia y la falta de respuesta que obtuvo de su ya exlíder, Pablo Casado, en el reciente Foro Madrid, con el que colabora Olmeda, le hizo reflexionar y dejar el partido junto al resto de su equipo, pese a que recibió una carta en el que le conminaban a hablar con el secretario de Organización, Javier Maroto. "El Partido Popular no tiene remedio y no tiene opción a subsanar nada", responde el afiliado.

El exmilitante del PP se va a Vox, formación que le estaba tentando desde hacía dos años. "Me voy a un sitio donde me valoran a mí y a mi equipo, que es muy grande. Me voy con Ortega Lara y Antonio del Castillo, como tantos que se están yendo a Vox porque encuentran frescura y un mensaje directo, y no mediocridad y palos en las ruedas. El partido en el que he militado está prácticamente podrido. Hay gente válida y alcaldes magníficos en la Comunidad, pero hay una gestora a dedo, que es una chapuza, gente que lleva 30 años en el cargo que no ha hecho nada en su vida, que no sabe lo que es un IVA o una cuota de autónoma y están gestionando de una forma que no es la adecuada", asegura en un vídeo que ha subido a redes sociales y que ya tiene más de 50.000 visitas.

Rubén Olmeda ha detallado a Europa Press que cuenta con un equipo directo de 24 veteranos exafiliados del PP que quieren colaborar con Vox en definir diferentes materias, especialmente las sociales, entre las que se encuentran personas que han tenido cargos en el pasado en el Gobierno regional. "Me han llamado concejales y alcaldes del PP de la región, incluso alguna persona del Comité Ejecutivo, diciéndome que están conmigo", ha señalado. También ha reconocido que muchos de los mil firmantes de la petición de democracia interna ya militan en el partido derechista.

"Están llegando muchas afiliaciones a Vox desde que di el paso. Yo no me arrepiento, y menos cuando escuchaba esta semana todo lo de Cospedal. Es imposible que esta gente cambie, por lo que espero que la gente válida del PP se venga a Vox, cuyos líderes están currando toda la semana y luego se parten la cara todos los fines de semana trabajando para el partido. Y también que llegue gente de Ciudadanos, que ven que su partido un día apoya una cosa y otro día, otra. Nosotros somos serios y directos", ha concluido Olmeda.