Actualizado 07/06/2012 18:23

Aguirre tratará de que una posible bajada de sueldo a funcionarios por parte de Rajoy no se superponga a la regional

Esperanza Aguirre En El Consejo De Gobierno
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado este jueves que tratará de que una posible bajada de sueldo a los funcionarios por parte del Gobierno central no afectase a los madrileños superponiéndose a la que acaba de aprobar con los empleados públicos de la región.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Aguirre ha explicado que el Gobierno ya ha aprobado la bajada del 3,3 por ciento de media para el conjunto de los empleados públicos y de un 10 por ciento para los cargos políticos y el personal de confianza.

En este sentido, ha indicado que "en el caso de que el Gobierno de la Nación decidiera producir una rebaja de salario", la Comunidad trataría de que "no se superpusiera a la misma". "Lo intentaríamos pero no puedo adquirir un compromiso porque la cosa no esta muy bien", ha apostillado.

PARA NO DESPEDIR A INTERINOS

Así, ha indicado que el "criterio" que han seguido a la hora de tomar esta decisión se ha basado en "rebajar los sueldos para no echar a la calle a los 40.000 interinos que tiene la Comunidad", una opción que ya se ha planteado en otras administraciones públicas.

"En el Ayuntamiento de Collado Villalba, que dio a elegir entre una rebaja del 5 por ciento o un ERE que afectaba a 39 personas, los sindicatos eligieron el ERE", ha recordado Aguirre, que ha insinuado que a lo mejor esta elección se debió a que recibían una parte porcentual de los mismos en sus salarios.

En este sentido, ha insistido en que han "intentando mantener en todo lo posible" a los empleados públicos de la Comunidad de Madrid y que era "menos doloroso rebajar una sexta parte y los complementos autonómicos, que en total es un 3 por ciento" a despedir a interinos.

Preguntada por cómo cree que se lo han tomado los sindicatos, Aguirre ha indicado que está "convencida" de que, "como es lógico", habrán acogido el anuncio de medidas "con muy poca ilusión". "Es lo normal", ha considerado la presidenta, quien ha dicho que han tenido que sentirse como cualquiera se sentiría si le bajan el sueldo.

La presidenta no ha sabido explicar en cuanto se le queda el sueldo ahora si bien ha dicho que empezó cobrando unos 100.000 euros y que ahora, con la nueva aplicación, podría quedarse en los 81.000 euros aproximadamente. Según el Gobierno, Aguirre se ha reducido su salario ya un 24 por ciento con respecto a lo que cobraba en 2008.