Almeida y Villacís se reúnen en ambiente de "buena sintonía" para alumbrar "el cambio que pidieron madrileños"

Publicado 05/06/2019 12:12:55CET
Reunión del Comité Ejecutivo del PP de Madrid
Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP a la Alcaldía de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la candidata de Ciudadanos al Consistorio, Begoña Villacís, se han reunido este miércoles en un ambiente de "buena sintonía" con el objetivo de alumbrar "el cambio que pidieron los madrileños en las urnas".

Así lo han indicado ambas formaciones a diez días de la constitución de la nueva corporación del Ayuntamiento de la capital. La reunión ha tenido lugar en el Edificio de Grupos, en la calle Mayor, y es el primer encuentro que mantienen ambos candidatos desde que se conocieran los resultados del pasado 26 de mayo.

Ya en la noche electoral, cuando estos resultados evidenciaron la posibilidad de un posible gobierno de centro-derecha, Martínez-Almeida apuntó que "no serán un problema" los "cargos y títulos" con Ciudadanos y Vox para conformar este gobierno.

La candidatura del 'popular' obtuvo el 23,96 por ciento de los votos (394.708), lo que se traduce en 15 ediles para Cibeles --6 menos que en la pasada legislatura--. Por su parte, la candidatura de Villacís creció de 7 a 11 ediles al congregar 311.617 votos.

Los ediles de ambas formaciones, 26, necesitan el apoyo de los 4 de Vox para conformar gobierno en Cibeles.

En todo momento Almeida ha reivindicado que el PP ha sido la fuerza de centro derecha más votada en la capital. Por ello, cuando comenzaron las especualaciones sobre un posible pacto entre PSOE y Cs para obtener el apoyo de Ignacio Aguado a Ángel Gabilondo en la Asamblea a cambio de respaldar a Begoña Villacís como alcaldesa en Cibeles, fuentes populares lo enmarcaron en una campaña "de humo" para fortalecer a la candidata de la formación 'naranja'.

Por su parte, fuentes de Ciudadanos indicaron a Europa Press que su "prioridad" era sentarse con el Partido Popular, y que el objetivo era que no siguiera gobernando el populismo en la capital.