Altos mandos en la extinción del incendio de Cadalso comparecen como técnicos ante el fiscal por presuntas negligencias

Publicado 09/09/2019 16:07:46CET
Incendio en Cenicientos y Cadalso
Incendio en Cenicientos y CadalsoEMERGENCIAS 112 - Archivo

Las declaraciones continuarán el día 11 con la comparecencia de un técnico que al parecer habría advertido de que la zona no era segura

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Altos mandos responsables en la extinción del incendio que afectó el pasado junio los municipios de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos han comparecido hoy en calidad de técnicos ante la Fiscalía de Fuenlabrada dentro de la denuncia interpuesta por UGT para que se investigue un posible delito contra la salud de los trabajadores por el riesgo que sufrieron varios retenes de brigadistas.

El fuego se originó en la localidad toledana de Almorox y se extendió a varias localidades madrileñas. El incendio, el mayor registrado en la región en este siglo, arrasó con un total de 2.183 hectáreas, de ellas 300 eran de arbolado.

En concreto, la denuncia por presunta negligencia se dirige contra dos técnicos forestales. En ella, la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Ana García de la Torre, solicitó que se "realice por el Ministerio Fiscal la correspondiente investigación para la determinación de la responsabilidad penal en los hechos".

Dentro de las pesquisas, el fiscal ha escuchado esta mañana la pericial del director de la Agencia de Seguridad y Emergencias, Carlos Novillo, y del director general de Emergencias, José Luis Villarroel, quienes han defendido la labor de los dos técnicos de los Agentes Forestales apuntados por el sindicato como los que dieron la orden de inicio de los trabajos.

Fuentes de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas han señalado a Europa Press que la Comunidad de Madrid "siempre ha colaborado, colabora y colaborará con la Administración de Justicia". Además, han indicado que el Gobierno regional respalda a estos dos técnicos forestales al igual que "al resto" de personal que participó en las labores de extinción de las llamas.

La denuncia se centra en la orden de trabajo que recibió uno de los retenes para trabajar "en zona no segura" contraviniendo la valoración del Técnico Forestal de Zona, lo que podría suponer --a juicio de UGT-- "un presunto delito en materia de prevención de riesgos laborales", ya que "puso en peligro grave la vida, salud e integridad de los trabajadores de los retenes forestales".

Las declaraciones continuarán el próximo 11 de septiembre con la comparecencia de un técnico que al parecer habría advertido que la zona no era segura.

RETENES RELATAN LOS PROBLEMAS

Uno de los brigadistas que estuvo en aquel momento, Nicolás Martín, ha relatado a la salida de Fiscalía la situación que vivieron. En este punto, ha asegurado que comenzaron a trabajar al recibir la orden, pero que tuvieron que abandonar debido a que las llamas y el humo progresaron rápidamente.

Los cinco miembros --tres del Retén Forestal de Villa del Prado (34.65) y otros dos de la Brigada Helitransportada de Navas del Rey (35.51)-- se vieron atrapados junto a la M-541 y se refugiaron "sin saber qué hacer" a una zona de viña que habían refrescado previamente.

Tras pasar el primer "golpe de llamas", bajaron hacia abajo buscando una zona más segura y encontraron un pequeño olivar. Cuando el humo comenzó a hacer presencia --"teníamos miedo al humo", han dicho--, localizaron unas luces de un vehículo en la carretera y subieron el talud.

Ante estos hechos, UGT ha pedido a Fiscalía que ordene identificar a los técnicos forestales que autorizaron el inicio de los trabajos. Además, en materia de medio ambiente, UGT ha reclamado que haya "dimisiones" y que se asuman "responsabilidades" por la" catástrofe medioambiental que supuso el incendio".

Contador

Para leer más