Archivo - Cartel del SUAP del Centro de Salud Mar Báltico, a 1 de julio de 2022, en Madrid (España).
Archivo - Cartel del SUAP del Centro de Salud Mar Báltico, a 1 de julio de 2022, en Madrid (España). - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Actualizado: viernes, 27 octubre 2023 12:23

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El nuevo modelo de urgencia extrahospitalarias en la Comunidad de Madrid cumple este viernes un año de implantación con el "aval" de la Consejería de Sanidad a este sistema y denuncias de "desorganización" y falta de personal por parte de los profesionales sanitarios y colectivos vecinales de usuarios.

En concreto, el 27 de octubre del pasado año echó a andar el nuevo modelo para transformar los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y los 40 Servicios de Atención Rural (SAR) que funcionaban antes de la pandemia en Puntos de Atención Continuada (PAC), que pasaban a depender de Atención Primaria.

En total, 80 centros de atención 24 horas en la región. Con el nuevo modelo, 49 Puntos de Atención Continuada (PAC) tienen presencia de facultativo --39 de ellos antiguos SAR y otros diez donde antes había un SUAP-- y 29 dispositivos con cuidados continuados de Enfermería. A ellos se une el Centro de Urgencias Extrahospitalarias (CUE) de El Molar y la Casa de Socorro de Alcalá de Henares.

Estos Puntos de Atención Continuada han realizado más de 686.000 asistencias en lo que va de año, de las cuales menos del 1% han sido urgentes. "De los casi 700.000 pacientes atendidos, la mayor parte de ellos el 56% por parte de Enfermería, lo que yo creo que avala el modelo y la apuesta que hizo la Comunidad de Madrid en la reapertura de todos los puntos", ha destacado la directora Asistencial del Servicio Madrileño de Salud, Almudena Quintana.

"Un 'annus hoorribilis'" durante el cual "ser atendido por una urgencia extrahospitalaria" se ha convertido en "una terrible lotería y una especie de peregrinaje", en opinión de la Plataforma SAR, constituida por médicas, enfermería y celadores de los centros de urgencias extrahospitalarias tanto rurales como urbanos.

La implantación de este modelo ha motivado durante estos doce meses que asociaciones de vecinos, plataformas y movimientos ciudadanos hayan salido a la calle en múltiples concentraciones y manifestaciones para reclamar la presencia de equipos completos (médico, enfermera y celador) en todos los centros que atienden la urgencia extrahospitalaria.

Según ha destacado Mar Coloma, portavoz de la Plataforma SAR-SUAP, la urgencia extrahospitalaria "es una desorganización" y en este momento "todo está peor" que antes de implantar este nuevo modelo, diseñado por el equipo de Enrique Ruiz Escudero durante la pasada legislatura.

"Hemos pasado de tener unos servicios de urgencias estupendos que atendían a la población rural y que nunca han fallado, ni en momentos críticos como la pandemia o como Filomena, a tener en este momento unas urgencias rurales donde más de la mitad de las veces no hay profesionales de Medicina, donde los pacientes tienen que ir peregrinando de un centro a otro buscando la presencia de un profesional de Medicina que les pueda ayudar para diagnosticar y tratar sus problemas", ha lamentado.

NI UN SOLO DÍA CON EQUIPOS COMPLETOS

Según los datos recabados por la Plataforma, no ha habido ni un solo día en todo este año en el que se haya contado con el 100% de los equipos completos en estos centros.

La plantilla que atiende la urgencia extrahospitalaria está integrada por 788 profesionales, de los cuales 232 son médicos que desarrollan su labor en 53 de estos Puntos de Atención Continuada. El resto cuenta con personal de Enfermería y, según ha descastado Quintana, "responden absolutamente, y lo demuestran las cifras, a la necesidad del usuario".

En cambio, la portavoz de la Plataforma SAR-SUAP ha subrayado que el personal sanitario de estos centros "está sometido a muchísimo estrés" y ha denunciado que "ha sido bastante maltratado, trasladándole de un punto a otro a personas que tenían plaza fija, a personas que tenían ya su residencia cerca de su trabajo, y no respetando lo que es una plaza en propiedad".

"Creemos que está en sus manos rectificar, rectificar para volver a dar una atención de calidad a la población de Madrid, tanto a la rural como a la de los núcleos urbanos donde antes estaban los famosos SUAP y en los que en la mayoría de los sitios han dejado centros de urgencias exclusivamente de Enfermería", ha defendido Coloma en declaraciones a Europa Press.

En esta línea, ha insistido en que el mal funcionamiento de este modelo ha trasladado el problema a las urgencias hospitalarias, donde acuden los ciudadanos al no contar con médico que les atienda en estos puntos. "Lo estamos viendo con las dimisiones que se están produciendo tanto en el hospital del sureste como en el Hospital Infanta Sofía y esto puede ser un efecto dominó", ha enfatizado.

Desde el Gobierno regional, por su parte, ha subrayado que el modelo "está funcionando", algo que avala "la respuesta que se le da a los pacientes", y ha recalcado que el resultado "ha sido satisfactorio". "Esto se pactó y tuvo acuerdo de Mesa Sectorial y se hizo tras un equipo que realizó el análisis y el estudio de cómo íbamos a hacer la reapertura", ha recordado además.

"La Comunidad de Madrid está apostando por la Atención Primaria y prueba de ello son las medidas retributivas que se han hecho nuevas, está apostando por la formación adecuada para incorporarse a nuestro sistema sanitario y nosotros apostamos por incorporar todo lo que sea necesario a nuestro sistema sanitario para que seamos capaces de dar la mejor atención posible", ha defendido la responsable de la Consejería.

Más noticias