El Ayuntamiento trabaja en llevar BiciMAD a la periferia

Actualizado 26/11/2015 14:56:33 CET
Bicimad
EUROPA PRESS

También en que los polideportivos sean más eficientes energéticamente y en reducir en un 35% los gases de efecto invernadero

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid trabaja en la "renaturalización" de la ciudad, en llevar las bicicletas municipales a los barrios de la periferia, en que los polideportivos públicos sean más eficientes energéticamente y en reducir en un 35 por ciento los gases de efecto invernadero con el horizonte puesto en el año 2020.

Así lo ha avanzado este jueves en rueda de prensa el responsable del gabinete de Alcaldía, Felipe Llamas días antes de que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, viaje a París para participar en la Cumbre sobre el Cambio Climático. Llamas ha destacado que el control de las emisiones contaminantes depende de los gobiernos centrales pero que las ciudades tienen capacidad para abordar sectores como el del transporte, el residencial o los residuos.

De este modo, Madrid forma parte de los compromisos internacionales que apuntan a una reducción del 35 por ciento de gases contaminantes de efecto invernadero con el año 2020 como horizonte. "Es un objetivo alcanzable", ha asegurado Llamas. Para ello trabajarán en el ámbito de la movilidad con un plan que priorizará los modos de transporte no contaminantes, la aplicación de tecnología y el impulso del coche eléctrico, como con la experiencia de Car2Go.

Todo ello unido a la regerenación edificatoria, que supondrá "una posibilidad de generación de empleo". En este ámbito resulta esencial la eficiencia energética, que se implementará con planes en los polideportivos municipales mediante medidas de ahorro de agua y apuesta por energías renovables.

Teniendo en cuenta que son "centros de referencia para las ciudades", Llamas ha detallado que se pondrá en marcha una primera experiencia piloto en los polideportivos, para ampliar después a otras instalaciones municipales, con actuaciones concretas de rehabilitación energética dotadas de un presupuesto de 1,1 millones de euros en 2016.

Se incluirá la formación y capacitación tanto de usuarios como de funcionarios para ese ahorro, junto con medidas de ahorro en agua y consumo de energía. "Buscamos financiación europea para abordar un plan de mayor calado", ha explicado Felipe Llamas.

Otro de los planes en los que trabaja el Ayuntamiento es en una oficina de residuos. En cuanto a la "renaturalización" de la ciudad lo que persiguen es un Madrid "más verde", lo que supone no sólo reducir las emisiones de CO2 en la capital sino abordar igualmente la cuestión de los solares para dotarles de una nueva vida.

Para leer más