Ayuntamiento ya ha pagado 23 millones por el 'agujero' de las Cuatro Torres

Actualizado 23/03/2015 10:37:51 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Madrid ya ha pagado 23 millones a la UTE adjudicataria de las obras de consolidación y seguridad del proyecto ya descartado del Centro Internacional de Convenciones de Madrid, el conocido como 'agujero' de las Cuatro Torres, cuando estas empresas reclaman por vía civil un total de 48 millones de euros.

   Así lo ha detallado este lunes el coordinador general de Gestión Urbanística, Vivienda y Obras, Juan José de Gracia, en la comisión de Urbanismo. En este foro ha recordado que las obras, iniciadas en 2010, tenían presupuestadas 63 millones como importe de ejecución aunque el proyecto del centro internacional de convenciones se suspendió en 2013.

   La extinta empresa Madrid Espacios y Congresos (MADRIDEC) abonó a la UTE hasta 23 millones de euros pero "la adjudicataria de las obras reclama 48 millones por vía civil", cantidad incrementada en 5 millones en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

   De Gracia ha señalado que el Ayuntamiento ha alegado en el informe pericial presentado ante el Juzgado de Instrucción número 56 Madrid "la inexistencia de daños y perjuicios", al tiempo que perita las obras ejecutadas en 37 millones de euros. "Es el contencioso que tenemos con la UTE, a la que sólo se ha pagado 23 millones", ha reiterado.

   El socialista Gabriel Calles ha criticado que lo que se debe a esa UTE "es un APOT o dos edificios Montera" y todo como consecuencia del "trilerismo hacendístico del Ayuntamiento". El edil ha culpado de la actual situación al "proyecto megalómano y fuera de contexto" del que fuera presidente de MADRIDEC, Luis Blázquez.

   El Pleno del pasado mes de febrero aprobó definitivamente el Plan Especial para regular los nuevos usos de la parcela de las Cuatro Torres mientras que semanas atrás la Junta de Gobierno aprobó la licitación en concurso público del derecho de superficie para su gestión durante los próximos 75 años. La alcaldesa, Ana Botella, señaló que esta aprobación "es importante porque se da salida a un suelo que estaba sin utilizar y porque los madrileños tendrán unas nuevas dotaciones".

   Ante esto, Gabriel Calles ha lamentado en la comisión de Urbanismo que "lo que no se ha hecho en cuatro años se quiere hacer en un cuarto de hora", lo que dejará "constreñida a la siguiente Corporación y más endeudada". De Gracia ha replicado que durante estos cuatro años se ha estado viendo si existía algún interés pero, dada la negativa, se ha optado por sacar un Plan Especial que trata de dar solución a la situación actual.