Las bicis podrán girar a la derecha con semáforo en rojo y si atropella a un peatón será responsabilidad del ciclista

Ciclistas, bicicleta, transporte, peatones, tráfico
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 05/10/2018 12:07:41CET

Las bicicletas circularán por las calzadas. Exclusivamente los menores de 12 años podrán circular por las aceras y zonas peatonales

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las bicis podrán girar a la derecha con semáforo en rojo siempre que esté señalizado, tal y como recoge la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid, y en caso de atropello a un peatón la responsabilidad será del ciclista, ha puntualizado este viernes a la salida del Pleno extraordinario el director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación, Francisco José López Carmona.

También se permitirá la circulación en ambos sentidos en calles residenciales (aquellas con velocidad de 20 km/h o inferior) y ciclocalles y en la red viaria local cuando estén específicamente señalizadas a tal efecto.

Se sigue el modelo de otras ciudades en una ordenanza que "regula que la preferencia siempre es del peatón y del resto de usuarios de la vía", ha indicado el director. El texto incorpora una serie de medidas para favorecer y fomentar la movilidad ciclista. Así, como norma general, las bicicletas deberán circular por la calzada ocupando la parte central del carril y permitiéndose la circulación de dos ciclistas en paralelo cuando no suponga riesgo.

Exclusivamente los menores de 12 años podrán circular en bicicleta por las aceras y zonas peatonales pudiendo ir acompañados por una persona adulta a pie. En ningún caso las personas mayores de 12 años podrán circular por las aceras y zonas peatonales, salvo en aceras bici por la zona señalizada a tal efecto.

ANCLAJE A VALLAS

Además, se permitirá la reivindicación ciclista de anclaje de las bicis y patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad urbana a vallas u otros elementos de mobiliario urbano, excepto bancos y marquesinas, siempre que no afecte a la funcionalidad o acceso a los mismos. En ningún caso podrán anclarse a elementos vegetales.

Motos, ciclomotores, bicis y los vehículos de movilidad urbana de los tipos A y B (patinetes eléctricos y segways) tendrán que estacionar en las reservas destinadas a estos vehículos. Si no las hubiera podrán estacionar en las aceras siempre que dejen más de 3 metros de ancho libre.

En aceras de menos de seis metros deberán hacerlo paralelamente al bordillo. Si la acera tiene más de 6 metros, en semibatería o ángulo junto al bordillo. También tendrán que guardar una distancia mínima de 2 metros respecto a los pavimentos tactovisuales, y respetar los espacios peatonales próximos a paradas de autobús o taxi, estaciones de BiciMAD y otras reservas.

Las motos y ciclomotores no podrán estacionar en la acera cuando exista banda de aparcamiento. Esta norma se aplicará con carácter inmediato en Madrid Central, en la que a lo largo de verano se han duplicado las reservas en banda de estacionamiento para motocicletas y ciclomotores.

Esta medida se irá extendiendo progresivamente al resto de distritos por aprobación de la Junta de Gobierno tras el análisis técnico sobre las posibilidades de aparcamiento para estos vehículos y, en su caso, cuando se habiliten reservas de estacionamiento.

Además se crea la obligación de dejar 5 metros de espacio libre tanto en acera como en calzada junto a los pasos de peatones que se habiliten o reformen, seguidos de reservas para motos en calzada, dado que suponen una menor barrera visual que los coches y, por lo tanto, mayor seguridad para los peatones.