Publicado 24/02/2021 13:43CET

La calle Alcalá entre M30 y Quintana tendrá aceras más anchas, ciclocarril y más árboles cuando acaben obras en verano

José Martínez-Almeida visita las obras del tramo de la calle Alcalá entre la M30 y Quintana
José Martínez-Almeida visita las obras del tramo de la calle Alcalá entre la M30 y Quintana - AYUNTAMIENTO DE MADRID

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de dos millones de euros, supondrá mayor accesibilidad y más espacio para el peatón

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las obras que se están llevando a cabo en el tramo de la calle Alcalá comprendido entre la M-30 y Quintana finalizarán en verano y dará lugar a mayor espacio para el peatón, con aceras más anchas, mayor arbolado y ciclocarril.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto con la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y el concejal de Ciudad Lineal, Ángel Niño, ha visitado este miércoles las obras de remodelación, que cuentan con un presupuesto municipal de dos millones de euros.

Se está actuando en la recuperación de espacios para el peatón mediante el ensanchamiento de las aceras en varios puntos. Asimismo, se están reponiendo alcorques vacíos con nuevas especies vegetales. Además, la calle contará con nuevos pasos de peatones y los ya existentes tendrán mayor superficie.

El proyecto también incluye la renovación de los pavimentos tanto de las aceras como de las calzadas, en las que se están unificando materiales y acabados para configurar un espacio urbano continuo. Para garantizar la accesibilidad universal, se ha contemplado el empleo de pavimentos adecuados en los pasos de peatones y de un firme estriado para señalar el acceso a las paradas de autobús y otros elementos urbanos. Para favorecer la accesibilidad, también se está renovando y redistribuyendo el mobiliario urbano.

Otro de los puntos de la reforma es la reordenación de los aparcamientos, que mejorarán la fluidez del tráfico. El nuevo diseño incluye el traslado de los aparcamientos de personas con discapacidad y de carga y descarga a las vías transversales, siempre dentro del entorno más cercano a la calle Alcalá.

AHORRO ENERGÉTICO

Uno de los objetivos fundamentales del proyecto es la mejora de las condiciones de sostenibilidad de la calle, por lo que se han incorporado medidas para la mejora del medioambiente y el ahorro energético.

La remodelación incluye la incorporación de un carril bus en sentido bajada y otro en sentido avenida de América a partir de la calle Emilio Ferrari. También habrá ciclocarriles en ambos sentidos para facilitar la movilidad en bicicleta. Además, aumentará la fluidez del tráfico gracias a la eliminación de la mayor parte de los giros a la izquierda.

La utilización de materiales duraderos y de fácil conservación, junto con una banda de pavimento drenante en la línea de arbolado y la renovación del alumbrado público con luminarias led de alta eficiencia, permitirá una mejora sustancial de la sostenibilidad ambiental del eje. Asimismo, se está implantando el riego por goteo.

A todo ello hay que sumar la renovación de las infraestructuras que se encuentran alojadas en varias galerías de servicios y que permitirá un mejor mantenimiento tanto de las instalaciones como de los pavimentos.