Publicado 18/11/2015 11:48CET

Calvo dice que se acabaron operaciones en despachos y PP pregunta si Villar Mir fue a "una asamblea en un parque"

La primera sesión de la mesa pública de la Operación Chamartín será el 23 de noviembre

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible de Madrid, José Manuel Calvo, ha asegurado este miércoles en la comisión del ramo que se acabaron las operaciones urbanísticas "a espaldas de la ciudadanía" y cerradas en los despachos, que ahora lo que primará serán la "luz y los taquígrafos", lo que ha llevado al concejal del PP Borja Carabante a preguntar si, con la operación Canalejas como telón de fondo, el empresario Juan Miguel Villar Mir participó "en una asamblea en un parque con sus afiliados y correligionarios".

"Cada una de las operaciones en marcha, en tramitación, son objeto de auditoría y evaluación. Hay que auditar estas grandes operaciones porque no estamos en un momento donde se puedan realizar a espaldas de la ciudadanía. Se tiene que actuar con luz y taquígrafos, se han acabado las decisiones tomadas en despachos, a puerta cerrada", ha remarcado el delegado.

Prueba de ello es la primera sesión, el próximo 23 de noviembre, de la mesa pública creada para que participen todos los afectados por la anteriormente conocida como Operación Chamartín. "Con luz y taquígrafos para no tener que recurrir a esas auditorías", ha remachado.

Calvo no ha querido pasar por alto la noticia de que el Gobierno de Cristina Cifuentes haya descartado continuar con la Ciudad de la Justicia, lo que supone, "con cargo al presupuesto que pagan los madrileños, hacer frente a una deuda de 105 millones de euros y al pago de las posibles indemnizaciones a los dos licitadores del segundo contrato que sacó la Comunidad". "Para evitar este tipo de situaciones están las auditorías y que las operaciones no se hagan a espaldas de la ciudadanía", ha remachado.

Para leer más