Carmena, junto a Pepu Hernández o García Montero, recuerda que "seres humanos nacen iguales en dignidad y derechos"

Ediles del Ayuntamiento con representantes de la sociedad civil
EUROPA PRESS
Publicado 10/12/2018 18:42:52CET

Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, seguida por los portavoces de todos los partidos con representación en la Corporación y nombres propios, ha leído el primer artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que hoy celebra su 70 aniversario, con el que ha recordado que "todos los seres humanos nacen iguales en dignidad y derechos" y que entre ellos debe prevalecer el sentimiento de fraternidad.

"Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros", ha señalado Carmena a través de un vídeo ya que está participando desde Marrakesch en la conferencia de la ONU sobre migraciones.

Los siguientes artículos han sido leídos desde la Casa de la Villa por José Luis Martínez Almeida (PP), Rita Maestre (Ahora Madrid), Purificación Causapié (PSOE) y Begoña Villacís (Cs). Este acto se está realizando simultáneamente en Berlín, Berna, Bruselas, Dublín, París, Londres y Lisboa.

Tras los políticos ha sido el turno de representantes de la sociedad civil o nombres propios del deporte. Así, han pasado por la Casa de la Villa para leer uno de los artículos de la declaración universal el seleccionador nacional de baloncesto Pepu Hernández. También el director del Instituto Cervantes y poeta Luis García Montero y la medalla de oro de la ciudad por su contribución al movimiento LGTBi Boti García Rodrigo.

También han pasado por la Plaza de la Villa en la lectura colectiva representantes de la magistratura, una refugiada afgana, CEAR, asociación de inmigrantes senegaleses, Save The Children, la asociación de personas sordas de Madrid, CERMI, CC.OO., UGT... El acto ha terminado con la lectura por parte de Médicos del Mundo de Madrid del artículo 31, no incluido en la declaración inicial, que señala que todos los seres humanos tienen derecho a denunciar la vulneración de cualquiera de los 30 artículos precedentes.