Cibeles insta a ejecutar un plan de inversiones en Metro pero no consigue acuerdo para pedir la entrada en accionariado

Fotos de recurso de la estación de metro y cercanías de Sol y de la Puerta del S
Europa Press - Europa Press - Archivo
Actualizado 25/10/2018 12:32:41 CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de Cibeles ha sacado adelante una proposición de Ahora Madrid para instar a la Asamblea a cerrar un acuerdo que apoye un plan de instalaciones y de adquisición de material --con el apoyo de todos los grupos menos del PP-- pero no ha conseguido el 'ok' para instar a los gobiernos de la Comunidad y del Ayuntamiento iniciar negociaciones con la idea de volver al accionariado de Metro.

Ahora Madrid ha votado a favor de esta última parte de la proposición pero no ha contado con el respaldo del PSOE, que se ha abstenido, ni del PP y Cs, que ha votado en contra. "Vamos a iniciar los procesos de negociación", han trasladado a su vez a Europa Press los delegados de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, y de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

El edil planteaba con la proposición "respeto y coordinación institucional". "Queremos volver a ser parte del accionariado de Metro y de su financiación, como lo hizo el Ayuntamiento durante muchos años y que después de su salida se ha notado", ha declarado a la prensa. García Castaño ha recordado los mil millones de financiación aportados por la Nación para el transporte pero "falta que la Comunidad se deje ayudar y ayude".

Con la entrada del Ayuntamiento en el accionariado, mejoraría la financiación, que se traduciría en mejores servicios, ha subrayado. Una primera propuesta en este sentido ya se hizo año y medio por el Gobierno municipal pero contó con el 'no' regional.

La propuesta de Ahora Madrid pedía a la Comunidad de Madrid volver al accionariado de Metro para, paulatinamente, ir contribuyendo al mantenimiento del déficit de la tarifa; inversiones "para recuperar niveles de servicio óptimos" y prolongar la línea 11, al menos entre Plaza Elíptica y la línea 6 (Sainz de Baranda o Conde de Casal).

Tras la Ley de Desprivatización de Metro de Madrid, de 1979, y hasta el 31 de diciembre de 2011, la Comunidad fue titular del 25 por ciento de la compañía y el Ayuntamiento del 75. Ambas administraciones compartían la dirección de Metro y la financiación de sus déficit de tarifa.

"OSCURAS NEGOCIACIONES"

Todo eso cambió en el otoño de 2011, cuando unas "oscuras negociaciones" entre Comunidad y Ayuntamiento, como recoge la proposición, a la que ha tenido acceso Europa Press, originadas por la "angustiosa situación financiera de la Corporación municipal" y el deseo regional de hacerse con el control total de Metro, se produjo el traspaso del 75 por ciento de las acciones en poder del Ayuntamiento.

Desde entonces, el Consistorio dejó de contribuir financieramente al Consorcio para subvencionar el déficit de la tarifa de Metro y de Metro Ligero.

LAS ACCIONES PASARON DE 235€ A 76

El 1 de enero de 2012, cuando se hizo efectivo el control total por parte de la Comunidad, el patrimonio neto de Metro era de 1.100.193.432 euros mientras que el valor de cada una de las 4,6 millones de acciones alcanzaba los 235,12 euros, recoge el texto.

Tras seis años de ostentar el accionariado total, el 1 de enero de 2018 el valor patrimonial había caído hasta los 359.400.000 euros y el valor de la acción se quedaba en 76,81 euros, lo que demuestra "una evidente descapitalización del suburbano madrileño a la que debe ponerse freno para viable y sostenible una empresa esencial para la ciudadanía madrileña".

Dicha descapitalización ha ido aparejada a "importantes ineficiencias en la gestión", por lo que hoy resulta "urgente" adquirir un número de trenes suficientes para compensar las bajas por obsolescencia y presencia de amianto.