La ciudadanía elegirá en Decide Madrid entre eliminar parte del puente de Pedro Bosch o mantenerlo pero con otro uso

La ciudadanía elegirá en Decide Madrid entre eliminar parte del puente de Pedro
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 08/04/2019 17:26:07CET

El concurso con el Colegio de Caminos se lanzó el día 1 y tiene un plazo de 45 días. Las obras podrían iniciarse en dos o tres años

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un concurso internacional de la mano del Colegio de Ingenieros de Caminos de Madrid servirá para que el Ayuntamiento aporte soluciones técnicas para dos escenarios que pone sobre la mesa en relación al puente infrautilizado de Pedro Bosch: la eliminación de parte de la infraestructura, al norte de Ciudad de Barcelona, y dando otro tratamiento a lo que restaría en la parte sur, o el mantenimiento de la infraestructura pero cambiando su uso.

Con las soluciones técnicas ganadoras será la ciudadanía la que elija la propuesta por la que se decantan en un proyecto de cara a la próxima legislatura. Este lunes se ha presentado el proyecto 'Caminando entre parques: Retiro-Tierno Galván', con el vicedecano del Colegio de Caminos, Rafael Magro; el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo; el titular de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, también concejal-presidente de Retiro; y la concejala-presidenta de Arganzuela, Rommy Arce.

"Nuestra idea del concurso es cómo se pueden concretar las mejores soluciones para que la ciudadanía se pueda decantar, es poner sobre la mesa una alternativa de futuro de lo que ahora es una herida urbana entre los distritos de Retiro y Arganzuela", ha explicado Murgui sobre este eje cívico que conectará el Retiro con el parque Tierno Galván.

El concurso se lanzó el día 1 y la fecha de entrega de propuestas será el 16 de mayo para tener esas dos opciones sobre las que decidirá la ciudadanía a través de la plataforma del Ayuntamiento Decide Madrid en los distritos de Retiro y Arganzuela. Podrían iniciarse las obras en dos o tres años.

SCALEXTRIC DE 1972

Este Scalextric se levantó en Madrid en 1972: entonces era una solución idónea para un ámbito de la ciudad que tenía un carácter industrial del que ahora carece. Se planteó para 40.000 conductores al día. Cuarenta y siete años después la ciudad ha cambiado mucho empezando por el predominio del uso residencial, una densidad de población en el tramo de Doctor Esquerdo que requiere soluciones distintas. Ahí es donde surge esta propuesta de eje cívico entre los distritos de Retiro y Arganzuela.

"La ciudad ha cambiado pero las infraestructuras que son de hormigón cuestan que cambien. Cuesta que cambien esos mazacotes", ha dibujado Murgui. Ahora, casi 50 años después, hay que dar soluciones a colegios como el Plácido Domingo, en Arganzuela, o el IES Forges, a los que habría que sumar las 2.000 viviendas en el barrio de Atocha, con entre 4.000 y 5.000 nuevos vecinos, ha indicado la concejala Rommy Arce.

El Scalextric de Pedro Bosch ha sido objeto de atención durante el presente mandato pero ya cuenta con una reflexión que data del año 2006, cuando la Junta de Retiro aprobó una resolución pidiendo el desmontaje del puente. Entonces se redactó un informe de viabilidad, que determinaba que se podía desmontar el tramo del puente entre la zona norte de Ciudad de Barcelona mientras se mantenía el ámbito a partir de esta avenida pero al sur.

Ya con Ahora Madrid en la Junta de Retiro se revisó esta cuestión dando entrada tanto a técnicos como a vecinos, debates con los que, como ha indicado Murgui, han ido matizando sus posiciones. "Se gana en complejidad pero merece la pena", ha asegurado en este intento de buscar una solución técnica con la que dar satisfacción a las distintas voces.

Durante el mandato se han puesto en marcha "acciones de ensayo" en el uso alternativo del espacio público en beneficio de la movilidad ciclista y peatonal. A destacar la ampliación de aceras para solucionar los problemas de accesibilidad porque "era imposible pasar andando por el trocito de acera", ha descrito el concejal.

Rommy Arce ha puesto sobre la mesa la "fractura urbana" que supone esta infraestructura en una zona marcada con las vías del tren. Este eje cívico ya se abordó en Arganzuela, a demanda de los vecinos, porque "la zona se está transformando poco a poco".

El delegado José Manuel Calvo ha indicado que en este momento el puente está infrautilizado y el urbanismo madrileño requiere una revisión, en este caso para "mejorar la conectividad entre los dos distritos y su movilidad". "Y no siempre tiene que ser en coche, no siempre tiene que usarse una tonelada de chatarra para mover 70 kilos de peso", ha defendido Calvo.

Contador