Publicado 11/03/2020 12:02CET

La Complutense suspende la atención al público presencial, cierra bibliotecas y desconvoca elecciones por conoravirus

Imagen de recurso del Rectorado de la Universidad Complutense en Madrid.
Imagen de recurso del Rectorado de la Universidad Complutense en Madrid. - UCM - Archivo

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Complutense de Madrid ha suspendido la atención al público presencial, ha cerrados las bibliotecas y las instalaciones deportivas y ha dejado sin efecto la convocatoria de varios procesos electorales como medidas preventivas frente a la expansión del coronavirus.

Estas medidas se suman a la suspensión de la actividad docente presencial, dictada por la Comunidad de Madrid para todos los centros y etapas, acompañada de la recomendación de "continuar las actividades educativas a través de las modalidades a distancia y online".

"Se suspende la atención al público que de forma presencial se lleva a cabo tanto en los centros como en los servicios centrales", al tiempo que "se promoverá la atención telefónica y la información a través de la página web de la UCM", según una resolución rectoral dictada este martes y a la que ha tenido acceso Europa Press.

En general, "se promoverá la actividad laboral mediante el sistema de teletrabajo", y las tareas en las no sea posible se llevarán a cabo "en turnos escalonados, facilitando la flexibilidad horaria, evitando la concentración elevada de efectivos en cada una de las dependencias", para lo que podrán establecerse "turnos alternos de presencia efectiva en el puesto de trabajo".

Los miembros del personal con enfermedades crónicas o pluripatológicas o con estados de inmunosupresión congénita o adquirida podrán permanecer en su domicilio sin necesidad de acudir a su puesto de trabajo.

Asimismo, en otra resolución la UCM deja sin efecto las convocatorias de elecciones a Decano de la Facultad de Derecho y de Farmacia, así como varias para elegir a representantes estudiantiles, aduciendo que la propagación del coronavirus debe considerarse "un supuesto de fuerza mayor".

Tras señalar que cualquier proceso electoral "precisa de garantizar los principios básicos sobre los que se asienta, y asegurar el transcurso normal de los actos que lo integran", ha afirmado que "a día de hoy, no puede ser garantizado".

En cuanto al cierre de las bibliotecas, indica que se llevará a cabo "sin perjuicio de que el personal que se estime preciso en las mismas siga prestando servicios", y el cierre de las instalaciones deportivas afecta tanto a las actividades libre o no organizadas como a las organizadas por la universidad.

Para leer más