Publicado 13/08/2022 13:49

La Comunidad asegura que Sánchez quiere un Madrid "apagado y triste" y reclama medidas "de apoyo e incentivación"

El consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.
El consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha asegurado este sábado que el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, quiere un Madrid "apagado y triste" y ha reclamado medidas de "apoyo e incentivación" frente a la "imposición".

En declaraciones a los periodistas desde Miraflores de la Sierra, el consejero madrileño ha vuelto a defender las medidas que lleva aplicando la Comunidad de Madrid en edificios públicos, que asegura que han dado "muy buenos resultados" en términos de reducción de consumo eléctrico.

"Creemos que esa es la manera, seguir trabajando con los distintos sectores (...) con medidas de apoyo y de incentivación, pero no haciendo que Madrid sea la única capital de Europa que está obligatoriamente apagada a partir de las 10 de la noche", ha trasladado.

Lasquetty ha subrayado que España "no tiene un problema" con el gas ruso y sí con el argelino "por culpa de Pedro Sánchez" y sus "equivocadas medidas y decisiones". "La Comunidad de Madrid va a seguir trabajando para hacer más eficiente el uso de la energía pero no por la vía de la prohibición y la imposición", ha apostillado.

Por otro lado, ha afirmado que le gustaría que los socialistas españoles aprendieran de los alemanes y se dieran cuenta de que "la solución es bajar impuestos", así como contener el gasto público. "Esa es la manera de reducir la inflación y de hacer algo positivo para las familias", ha defendido.

"Acordémonos que hace dos meses estábamos escuchando a Pedro Sánchez y a la ministra Teresa Ribera hablar de que en cuanto se aplicara su medida de aislamiento del gas español, eso iba a ser la solución a todos los problemas. Bueno, han pasado dos meses y en cambio vemos a toda Europa diciendo a España que lo que nos conviene es abrirnos más", ha concluido.

Más información