La Comunidad aumenta en un 40% las ayudas para dar una "segunda oportunidad" a alumnos que abandonaron sus estudios

Estudiantes de la UPNA en la Biblioteca del campus de Arrosadia
UPNA - Archivo
Publicado 04/09/2018 13:38:33CET

ALCORCÓN, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid incrementará en un 40 por ciento las ayudas para dar una "segunda oportunidad" a alumnos que abandonaron sus estudios, pasando a destinar de 7 a 10 millones de euros, llegando así a un total de 3.600 beneficiarios.

Lo ha anunciado el presidente regional, Ángel Garrido, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que se ha celebrado este martes en Alcorcón. "El objetivo es que ningún estudiante se quede atrás, incluso aquellos que tuvieron que abandonar su formación por diferentes motivos, por ejemplo económicos", ha remarcado el presidente.

De esta manera, los madrileños de entre 16 y 30 años, que no estén cursando estudios, no tengan trabajo y no reciban formación, puedan acceder a la cualificación. Esta medida está cofinanciada con el Fondo Social Europeo.

Según ha desgranado el Gobierno regional, las becas cubrirán el curso de preparación de la prueba para obtener el título de Educación Secundaria Obligatoria para mayores de 18 años, el curso de formación específico para el acceso a ciclos formativos de Grado Medio y el curso de Formación Profesional de Grado Medio así como el curso de formación específico para el acceso a ciclos formativos de Formación Profesional de Grado Superior y el curso de Formación Profesional de Grado Superior.

Además, en esta línea, el Ejecutivo autonómico ofrecerá ayudas para realizar programas dirigidos a la obtención de certificados de cualificación profesional de nivel 1, para aquellos alumnos que no tengan el título de la ESO.

Los jóvenes interesados deberán estar inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, y no haber trabajado ni recibido acciones formativas en el día natural anterior a la fecha de la presentación de la solicitud.

El importe que recibirán será de un máximo de 3.500 euros, repartidos en 10 mensualidades. Por su parte, los centros que impartan las clases deberán certificar la realización y el coste del curso, así como una asistencia de los alumnos de, al menos, el 90 por ciento de las horas lectivas, siempre que las faltas estén justificadas.