Actualizado 28/12/2014 12:12 CET

La Comunidad homenajeará al relojero que construyó y donó a Madrid el reloj de la Puerta del Sol

Reloj de la Puerta del Sol
Reuters

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, descubrirá este lunes una placa en honor del relojero José Rodríguez Losada, quien en 1860 regaló a Madrid el que actualmente es el Reloj de la Puerta del Sol, protagonista de las campanadas de Nochevieja en toda España.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, González descubrirá la placa conmemorativa y supervisará junto al actual relojero, Jesús López-Terrados, el funcionamiento de la maquinaria. La placa es también un reconocimiento a la labor de todos los artesanos que desde el siglo XIX han cuidado y velado por el reloj.

En el acto de homenaje, González estará acompañado del consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria; y del delegado de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Corral; así como de López-Terrados.

El relojero leonés construyó este famoso reloj mientras estaba afincado en Londres, y decidió donarlo a la Villa de Madrid. Fue en 1866 cuando se inauguró en lo alto de la Real Casa de Correos.

El histórico reloj conserva su maquinaria original casi al completo y es revisado cada semana por los relojeros de Casa Losada encargados de su cuidado; en los días previos a las campanadas comprueban a diario su estado y precisión.

El reloj cuenta con una maquinaria fácilmente desmontable -ya que cualquiera de sus piezas se pude desarmar por separado sin necesidad de tener que desmontar el reloj- y especialmente precisa que origina que únicamente se retrase cuatro segundos al mes. Esa precisión es en parte debida a la presencia de un gran péndulo de tres metros de longitud que tarda dos segundos en realizar su recorrido.

En la media noche del 31, serán tres maestros (Pedro y Santiago Ortiz y el propio López-Terrados) los que permanecerán en la torre del edificio velando por que todo esté en orden.